GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

Los Pleitos Intencionales

Por: Carl Vinson Institute
Lea esto en:
English

Information

Cuando una persona hace daño contra otra persona intencionalmente

Este documento se trata de:

Los delitos
Los perjuicios
Las cortes de delitos
Las cortes de perjuicios
Las dos cosas que el demandante debe probar para ganar un pleito por daños y perjuicios
¿Puede ser el mismo acto delito y perjuicio?
Las dos categorías grandes de los perjuicios
Los perjuicios intenciónales
Siete tipos básicos de perjuicios intenciónales
Cuatro tipos básicos de perjuicios intenciónales relacionado a la propiedad
Tres categorías generales de defensas a los perjuicios intencionales
El perjuicio para abuso del sistema judicial
La protección contra los pleitos


LOS DAÑOS Y PERJUICIOS Y LOS DELITOS

La protección de los ciudadanos para que no sufran daños es esencial en una sociedad donde reina el orden. Con dicho fin, los gobiernos promulgan leyes para declarar qué actos ilícitos son delitos. Un delito (se dice crime en inglés) se puede definir como un acto ilícito que daña a, o interfiere con, los intereses de toda la gente que vive en el estado.

Sin embargo, muchos actos que resultan ser nocivos no son actos delictivos. Chocar accidentalmente con otro automóvil no es un delito, aunque pudiera causar daños. Eso es buen ejemplo de la categoría de los daños y perjuicios (torts en inglés). En términos generales, los daños y perjuicios son un acto ilícito que lesiona a una persona o interfiere con la persona de un individuo o con su propiedad. El acto puede ser intencionado. O puede ser sin intención alguna, como resultado de la negligencia.

Considera estos tres sucesos:

a. María vende heroína a Javier.
b. Esteban, sin fijarse a dónde va, atropella a la señora Francis.
c. Durante una riña, Linda abofetea a Lizbet.

¿Cuál te parece que sería el delito? ¿Cuál serían los daños y perjuicios? Es importante entender la diferencia entre los delitos y los daños y perjuicios. Como verás, la ley los trata de forma distinta (véase la ilustración 10-1).

El estado ha establecido que la venta de heroína es un delito (el suceso "a"). El fiscal que representa a la ciudadanía del estado podría procesar a María por ese delito. Si se determina que es culpable, a María se le podría multar y condenar a prisión. La víctima de un delito no es parte interesada en la acción legal. Javier no le pondría un pleito a María. En vez de eso, sería un testigo de cargo, entre otros, en el juicio contra ella.

Los casos de daños y perjuicios se oyen en los procesos civiles. El proceso legal es muy diferente del penal. El suceso "b" trata de los daños y perjuicios. El acto de Esteban ha dañado a la señora Francis. Pero el estado no ha convertido los actos como el de Esteban en delitos. Por lo tanto, la señora Francis debe iniciar la demanda legal. En otras palabras, debe ella misma ponerle un pleito a Esteban. También debe hacerse cargo de los gastos del pleito que incluyen el tiempo, los esfuerzos y a veces el dinero.

¿Por qué pondría la señora Francis un pleito a Esteban? Para intentar recobrar una cantidad de dinero por las lesiones y daños que le ha causado la caída. La ley de los daños y perjuicios provee los medios legales para que las víctimas de los actos nocivos sean compensadas por las lesiones que han sufrido.

En semejante acción legal, la víctima de los daños y perjuicios se llama usualmente el demandante. El demandante (en inglés, plaintiff) inicia la acción ante un tribunal contra el alegado o "supuesto" autor de un daño, corrientemente denominado el demandado o el ejecutor de un acto ilícito civil (tort-feasor es otra expresión menos común). En el inglés se dice defendant para significar "demandado". En el suceso "b", la señora Francis sería la demandante. Esteban sería el demandado.

Para ganar un pleito por daños y perjuicios, el demandante debe probar dos cosas: (1) que el demandado cometió los daños y perjuicios; (2) que como resultado de los daños y perjuicios, el demandante o sus bienes (propiedad) han sufrido desperfectos. Si el demandante (como la señora Francis) puede probar las dos cosas, tiene el derecho a recobrar los daños en efectivo (en inglés, money damages) del demandado que le compensaran por las lesiones . El demandado (Esteban) es el responsable. (Se dice liable en inglés.) Esto significa que debe pagar por los daños.

El mismo acto puede ser delito y, a la vez, puede ser también daños y perjuicios. El ejemplo "c" se refiere a un acto que es un delito así como los daños y perjuicios. Linda puede verse envuelta en una acusación delictiva a cargo del estado, y en una acusación civil a cargo de Lizbet, la persona que ha sido dañada. No importa qué acción de las dos se inicie primero. Generalmente, la acción delictiva precede a la acción civil.

¿Por qué son posibles dos acciones contra un mismo acto ilícito? De hecho, la ley penal provee una forma de castigo para la gente que ha cometido un delito. Su propósito es proteger a todos los ciudadanos de tales actos ilícitos. Usualmente, no tiene que ver con la víctima propiamente dicha. La ley de daños y perjuicios por otro lado proporciona una manera de compensar a las víctimas de los actos ilícitos.

En realidad, las víctimas de crímenes como el robo con allanamiento de morada, la violación y el atraco a mano armada raramente ponen un pleito a los autores del daño. ¿Por qué no se sirven de su derecho legal? Usualmente por razones prácticas. Por ejemplo, un pleito no serviría para nada si el autor del daño no tiene dinero o propiedad para pagar.

LOS DAÑOS Y PERJUICIOS INTENCIONADOS

La ley de daños y perjuicios se divide en dos categorías principales: los intencionados y los accidentales (o negligentes). Los daños de responsabilidad estricta son una tercera categoría. Los daños y perjuicios intencionados (en inglés intentional torts) ocurren cuando una persona comete un acto a propósito que lesiona a otra persona o daña su propiedad. Es el tipo de conducta que puede resultar en daños y perjuicios y, a la vez, en el delito.

Mientras vas leyendo, considera qué derechos y obligaciones legales se definen por medio de estos daños y perjuicios intencionados. Por ejemplo, en el primer caso de daños y perjuicios que se ha discutido, tienes la obligación legal de no lesionar a otro mediante un asalto. En forma similar, tienes el derecho legal a la protección contra un asalto. También tienes el derecho legal a que la persona agresora te compense por los daños.

Los daños y perjuicios intencionados: La persona

Existen siete daños y perjuicios intencionados que se relacionan con la lesión de la persona: el asalto, agresión simple, muerte ilícita, detención ilegal, difamación, denuncia falsa y causa intencionada de la angustia emocional.

El asalto

Un asalto (assault en inglés) se puede definir como una amenaza de lesión corporal. La persona amenazadora debe parecer que es capaz de ejecutar la amenaza. O un asalto puede ser el intento de ocasionar la lesión corporal. No es necesario que ocurra un contacto o una lesión. Lo único que se necesita es un acto que cree una aprensión sensata (o la expectación de un daño) en la víctima.

Por lo tanto, ¿cuál sería un asalto en las siguientes situaciones?

SITUACIÓN 1. Mientras esperan el autobús escolar, Calixto le dice a Pablo, "Ahora mismo te voy a pegar un tiro". Pablo no ve ninguna arma.

SITUACIÓN 2. Héctor saca una navaja del bolsillo y le dice a Juan Francisco, "Te voy a rajar".

En la situación 1 no ha ocurrido ningún asalto, aunque existiera la amenaza de causar una lesión corporal. Esto es porque no había ningún indicio de que Calixto tuviera la habilidad de ejecutar la amenaza. Sin embargo, el asalto sí ha ocurrido en la situación 2. Ahí están presentes las dos cosas, la amenaza de lesionar y la habilidad aparente de ejecutar la amenaza.

La agresión simple

La agresión simple (battery en inglés) ocurre cuando una persona toca intencionalmente a otra persona sin su consentimiento o permiso. La ley asume que toda persona tiene el derecho a estar libre del contacto físico con otras personas cuando no lo quiere. Para el propósito de estos daños y perjuicios, la ley considera que la ropa o los objetos que una persona lleva son parte de la persona.

Sin embargo, no todo contacto con una persona representa la agresión simple. En nuestro mundo a veces lleno de gente, cierto grado de contacto físico entre la gente es inevitable. En muchas ocasiones se presume que existe el consentimiento.

¿Cuál de las siguientes situaciones sería una agresión simple?

SITUACIÓN 3. Susanita agarra el lápiz que Rosendo tiene en la mano y se lo quita sin tocarle a Rosendo.

SITUACIÓN 4. Rosendo se enfada. Le tira un libro grande a Susanita y le da en el brazo.

SITUACIÓN 5. Nicolás está delante de Alicia en el ascensor cuando el ascensor para en el piso de Alicia y al salir del ascensor, le empuja ligeramente a Nicolás.

En la situación 3, Susanita ha cometido una agresión simple, porque el lápiz se considera como parte de la persona de Rosendo. En la situación 4, Rosendo ha cometido una agresión simple. Él ha "tocado" la persona de Susanita con el libro sin tener su consentimiento. Sin embargo, no hay agresión simple en la situación 5. Se supone que Nicolás ha consentido hasta cierto punto en el contacto físico, por encontrarse en un ascensor. Se presume que tal consentimiento existe en la mayor parte de los lugares donde el contacto físico es inevitable. Ejemplos de este tipo serían los estadios de fútbol, los autobuses públicos y las salas de cine.

La muerte ilícita

La muerte ilícita (wrongful death en el hablar anglosajón), tal como se emplea en la ley de los daños y perjuicios intencionados, se puede definir como la muerte de un ser humano causada por un acto intencionado de otro. Los parientes que sobreviven a una víctima de muerte ilícita tienen el derecho a ponerle un pleito al que cometió los daños y perjuicios. El pleito sería para recobrar una cantidad que fuera igual al valor de la vida de la víctima. Los sobrevivientes pueden poner el pleito aunque la persona responsable por el delito no haya sido procesada y no se haya determinado en un juicio penal que sea culpable.

SITUACIÓN 6. Hilda trabaja en un hospital. Don Máximo, que está en las últimas y que le mantienen vivo con la ayuda de un respirador, le da lástima. Desenchufa a propósito el sistema respiratorio que mantiene la vida de Máximo, consciente de que su acción le causará la muerte. ¿Serían los daños y perjuicios intencionados de homicidio?

Sí, y también es un delito. La viuda de don Máximo podría poner un pleito a Hilda para recobrar el valor de la vida del difunto esposo. A Hilda además se la podría juzgar en un proceso penal.

¿Qué pasa si el señor Máximo le pidió a Hilda que le "desenchufara" porque no quería pasar el resto de sus días en un respirador? El Tribunal Supremo de Georgia ha mantenido que una persona que sea competente y racional para tomar la decisión puede elegir el fin de su vida (State contra McAfee, 259 Ga. 579, 385 S.E. 2d 657 (1989). En dicho caso, Hilda no sería responsable ante la familia por haber desconectado el enchufe. Pero debe hacerlo bajo la autoridad del médico principal que dirige el cuidado de don Máximo. (Esto sería apropiado bajo O.C.G.A. §§ 31-32-1 hasta 31-32-12 inclusive. Aquí un adulto puede dar una orden por escrito llamada "testamento vital". En éste (living will en inglés) se instruye al médico para que retire los procesos para mantener la vida en el caso de una condición terminal, un coma o un estado vegetativo persistente.)

¿Cómo se puede calcular el valor de una vida a efectos de un pleito? Para eso se emplea una escala especial que se llama la tabla actuarial. Esta tabla predice cuántos años vivirá normalmente una persona de la misma edad. Para predecir cuánto dinero la persona habría ganado se emplea otra escala.

Los pleitos que se basan en los daños y perjuicios intencionados por la muerte ilícita son raros. Los remedios se buscan usualmente por medio del sistema de la justicia penal. Los pleitos que se basan en "la muerte ilícita por negligencia" por las acciones no intencionales son los más comunes. Un ejemplo podría ser el pleito basado en una muerte que es el resultado de un accidente de automóvil. Otro ejemplo sería el pleito por negligencia en el que se dice que el médico ha causado la muerte de uno de los pacientes por descuido.

La detención ilegal

La detención ilegal (false imprisonment) ocurre cuando una persona confina ilegalmente a otra en un área cerrada por cualquier período de tiempo, privándole por lo tanto de su libertad. No es necesario que la persona esté físicamente confinada para que los daños ocurran. Si la persona cree razonablemente que no tiene la libertad de irse, entonces la detención ilegal se lleva a cabo.

Generalmente, el perjuicio que resulta de la detención ilegal es emocional (humillación, temor, vergüenza). Sin embargo, las lesiones físicas pueden ocurrir como resultado del encierro o cuando la persona trata de escapar. En cualquier caso, el malhechor sería responsable por todas las lesiones.

¿Puedes decir cuáles de los siguientes casos representan la detención ilegal?

SITUACIÓN 7. Lalo y Rafael deciden divertirse a costa de Francisco, pretendiendo encerrarlo en una habitación para asustarlo. Mandan a Francisco al cuarto para que traiga un balón. Cuando entra en el cuarto cierran de golpe la puerta. Le dicen que la puerta está cerrada con llave, pero no lo está. Una hora después lo sacan del encierro.

SITUACIÓN 8. Diego encierra a Frida en un cuarto del piso bajo. En la habitación hay una ventana grande. Frida abre la ventana y escapa sin daño alguno.

SITUACIÓN 9. El agente Jones, de la policía municipal, detiene a María por un delito bajo una orden judicial de detención. A María la absuelven del delito.

En la situación 7, Lalo y Rafael han cometido los daños y perjuicios de una detención ilegal. Francisco no sabía que podía salir del encierro. No importa si la puerta estaba cerrada con llave o no. En la situación 8, el hecho de que Frida pudiera escapar de una manera fácil y sin peligro, no le quita a Diego la responsabilidad de encerrarla. Diego sería responsable de las lesiones físicas si ella se hubiera herido al escapar.

En la situación 9 no existe la detención ilegal. La detención fue legal. ¿Qué pasaría si la detención hubiera sido ilegal-debido, por ejemplo, a una orden de detención inválida? El agente no sería responsable de los daños y perjuicios por la detención ilegal. A menos que sus acciones sean ilegales a propósito, los agentes de policía tienen inmunidad generalmente a efectos de un pleito cuando actúan en capacidad oficial.

La difamación

La difamación se puede definir como una declaración falsa que una persona hace a otra sobre una tercera, que daña la reputación o la buena fama de la tercera persona. La difamación (defamation en el inglés) puede ser por escrito o de palabra. La difamación ocurriría si Carola le dijera a la maestra de escuela que Lorenzito había copiado las respuestas de sus exámenes, cuando en realidad él no lo había hecho. Ocurriría si un periodista informara a sus lectores que un actor estaba usualmente borracho cuando aparecía en público, cuando los del periódico sabía que era mentira.

La difamación verbal (en inglés, slander) es una difamación oral. La difamación escrita (libel, se dice en inglés) es una difamación impresa. En el caso de la difamación verbal, la víctima debe probar que sí hubo daños causados como el resultado de la declaración falsa. Hay ciertas situaciones, sin embargo, donde se presume que la difamación ha causado daños. Considera, por ejemplo, cuando se declara que cierta persona es deshonesta en su profesión o que otra persona tiene una enfermedad que la gente teme. Esas declaraciones crean la presunción de los daños emocionales, o los de daños a la reputación o buena fama de la persona.

En el caso de difamación escrita, el daño se presume simplemente a partir de la publicación de la declaración falsa. Esta distinción se basa en la teoría de que la palabra escrita es más perjudicial que la palabra hablada. Las personas prominentes tienen menos protección contra la difamación que las personas corrientes.

La verdad es la defensa absoluta en los casos que se relacionan con los daños y perjuicios por la difamación verbal o la difamación escrita. En otras palabras, si lo que se dice es verdad, entonces la persona que reclama porque se ha cometido una difamación verbal o una difamación escrita no prevalecerá.

A continuación se dan varios tipos de declaraciones difamatorias. Éstas pueden declarar

- que otra persona ha cometido un delito. ("Lucia me robó el dinero del almuerzo").
- que otra persona ha cometido un acto que le convierte en un paria. ("Todo lo que diga Enrique es siempre mentira".)
- lo que pondría públicamente en ridículo al negocio o a la profesión (oficio) de otra persona. ("El doctor Guevara es un charlatán".)
- lo que haría que una persona sufra públicamente el ridículo o el desprecio ("Sofia tiene una enfermedad venérea".)

Basándote en lo que has leído, ¿cuáles de las siguientes situaciones constituirían una difamación?

SITUACIÓN 10. Zeferino le manda una nota a Graciela en la que dice: "Has copiado las respuestas del examen". Zeferino sabe que lo que ha dicho no es verdad.

SITUACIÓN 11. Tony le dice a Cora: "Eric es un cleptómano". Tony cree que lo que dijo es verdad, pero no lo es.

SITUACIÓN 12. Cora redacta la sección de noticias en el periódico de la escuela. Pone lo que Tony dijo de Eric en el siguiente número del periódico.

SITUACIÓN 13. Linda ve que Janeth sustrae el cuaderno de apuntes de Gloria. Linda le dice a Gloria delante de toda la clase: "Janeth es una ladrona; es la que te robó el cuaderno de apuntes". Chiva, el "as" de los periodistas de la escuela, publica la cita.

En la situación 10 no hay difamación escrita. La declaración es falsa y dañaría la reputación de Graciela. Pero no se ha publicado ni se ha comunicado a otras personas.

En la situación 11, Tony ha calumniado verbalmente a Eric. Éste puede recobrar daños si puede demostrar que le ha causado algún perjuicio, como sería la exclusión de la membresía en la fraternidad en la universidad. La ausencia de malicia o mala intención por parte de Tony puede reducir el importe de los daños que Eric recobraría. Sin embargo, no excusa el daño que le ha causado a Eric.

En la situación 12, Eric ha sufrido una difamación escrita. No tendría que probar que existe un daño como tuvo que hacerlo en la situación 11. La ley presume que el daño existe.

En la situación 13, Janeth no ha sido difamada ni oralmente ni por escrito. Es la verdad, aunque su reputación y buena fama hayan sido perjudicadas. Ciertamente la declaración se comunicó oralmente y por escrito a una gran cantidad de personas. Sin embargo, la declaración era la verdad. La verdad es la defensa absoluta.

Mientras lees lo que es la difamación, tal vez te preguntes qué pasa con la Primera Enmienda y el derecho a la libertad de palabra. ¿No está este derecho en conflicto con el principio de los daños y perjuicios por difamación? Y si así es, ¿cómo se puede resolver dicho conflicto? Los expertos en derecho han debatido estas preguntas durante muchos años y continúan haciéndolo hasta la fecha de hoy.

En la actualidad se cree que los dos principios no se contradicen. Para comprenderlo, considera las razones de los dos principios. De un lado, la libertad de palabra es absolutamente esencial para mantener un pueblo libre y fuerte. Sin la libertad de palabra, el término "libertad" suena a hueco. Por otro lado, uno de los bienes más valiosos que la persona posee es su buen nombre y reputación. Estos dos principios compiten, no por el predominio (uno a costa del otro) sino simplemente para coexistir. Lo que ocurre en la práctica es un delicado balance entre los dos: la libertad de una persona acaba donde la libertad de la siguiente persona comienza. Para expresarlo de otro modo, puedes decir o escribir lo que quieras sobre otra persona, excepto si es falso y/o le perjudica.

La denuncia falsa

La denuncia falsa (malicious persecution en inglés) son los daños y perjuicios que resultan cuando una persona intenta utilizar un fiscal con un propósito falso. Para que ocurran los daños y perjuicios por la denuncia falsa, varios elementos deben de estar presentes. Primero, alguien tiene que haber sido acusado y procesado por un delito. El procesamiento debe haberse iniciado maliciosamente, con el intento de causar un daño. No debe haber ninguna causa probable para la acusación. (La causa probable se define como la suficiente evidencia para que una persona razonable o sensata crea que el acusado probablemente cometió el acto de que se le acusa.) El acusado debe haber sufrido daños. Él o ella debe también debe haber sido declarado libre de culpa (not guilty en inglés).

La causa (o el causante) de la angustia emocional

Estos daños y perjuicios se pueden definir como la angustia emocional que una persona inflige intencionalmente a otra (se dice inflicting emotional distress en inglés). Los actos cometidos por el demandado deben de ser extremos y ultrajantes.

Deben tener la intención de causar la angustia emocional y el demandante debe sufrir efectivamente una angustia emocional severa. Sin embargo, los tribunales y los jurados no han visto con simpatía a los demandados que intentan recobrar los daños y perjuicios ocasionados por estos daños, lo que se debe al hecho de que es difícil probar el perjuicio o daño que se reclama. ¿Crees que tales daños se podrían probar en casos como los siguientes?

SITUACIÓN 14. Marilú está a punto de dar luz a un niño y llama a una ambulancia para que la lleve al hospital donde va a nacer el niño. La ambulancia tarda una hora en llegar. Los asistentes de la ambulancia se niegan a llevarla al hospital donde su médico la espera. En su lugar, la llevan a un hospital próximo que opera el condado, ignorando sus protestas y diciéndole que se calle. Marilú está tan agitada que el alumbramiento del niño es muy difícil.

SITUACIÓN 15. A Lino y Bobbi se les ocurre que sería muy divertido asustar a la señora Rodríguez, una anciana que es su vecina. Mientras ella duerme en el dormitorio, se acercan a hurtadillas a la puerta trasera y sacuden la perilla. Golpean las contraventanas y crean un escándalo general junto a la casa. La señora Rodríguez se despierta y tiene muchísimo miedo. Cuando se levanta para ver la causa de los ruidos, está temblando de tal forma que tropieza y se cae por las escaleras.

Las dos situaciones son ejemplos de reclamaciones por este tipo de daños y perjuicios que han tenido éxito ante los tribunales de Georgia. Los asistentes de la ambulancia son responsables por los daños económicos que le han inflingido a Marilú. Lino y Bobbi son responsables por las lesiones y la angustia de la señora.

Los daños y perjuicios intencionados: La propiedad (los bienes)

Existen cuatro clases básicas de daños y perjuicios intencionados que se relacionan con los daños a la propiedad. Son la entrada ilícita en la propiedad inmueble, la usurpación de bienes personales, la apropiación ilícita de bienes personales y las molestias. (Véase en la p. 79 las definiciones de propiedad inmueble y de bienes personales.)

La entrada ilícita en la propiedad inmueble

Estos daños y perjuicios se pueden definir como la entrada sin autorización en la propiedad inmueble de otra persona. Un ejemplo sería si a propósito pasaras con la motocicleta por encima de los arriates de flores del señor Treviño y dañaras algunos rosales de valor. Eso sería la entrada ilícita en la propiedad inmueble. (En inglés se expresa como trespass to real property.) Serías responsable de los desperfectos. Y como una entrada ilícita es también un delito, podrías verte envuelto en un proceso penal.

Date cuenta que en todos los casos de entrada ilícita civil, se presume que la entrada ilícita ha causado daños. En otras palabras, el propietario de la propiedad inmueble no necesita probar que hubo daños verdaderos para ganar un pleito contra el intruso. En el ejemplo dado, el señor Treviño no tendría que probar daño alguno. Simplemente tendría que probar que entraste sin el permiso.

Date cuenta también que una persona puede ser responsable por entrar ilegalmente en la propiedad inmueble de otra persona sin necesidad de poner los pies en ella. He aquí un ejemplo: Un hombre construye una presa en su propiedad, lo que hace que el agua inunde la propiedad del vecino. En esta situación, el hombre que construyó la presa puede ser responsable de los daños que haya sufrido el vecino.

Sin embargo, en esta área de daños y perjuicios, el pago de los daños no es a veces el propósito fundamental del pleito. La cuestión a menudo tiene que ver con quién sea el propietario del terreno. Considera la situación 16:

SITUACIÓN 16. Abelardo y Eugenio son propietarios y vecinos. Abelardo pone una valla donde cree que está la línea divisoria de la propiedad. Pero coloca la valla un metro más allá, dentro de la propiedad inmueble de Eugenio. ¿Representa esto una entrada ilícita en la propiedad inmueble? Cuál es la cuestión: ¿la propiedad o los daños?

En este tipo de disputa, los dos, el intruso (el demandado, Abelardo) y el demandante (su vecino Eugenio) afirman que son los propietarios de la misma porción del terreno. Para resolver el caso, el tribunal debe determinar primero quién sea el dueño del terreno disputado. Luego, tiene que determinar si ha habido una entrada ilícita. Si se determina que Eugenio es el dueño del terreno, ha tenido lugar una entrada ilícita. Eugenio pudiera recobrar el importe de la pérdida que le ha causado la entrada ilícita. Pero el objetivo real pudiera ser el asegurarse de la verdadera línea divisoria para preservar su propiedad.

En dichos casos, la ley provee una forma pacífica para arreglar las disputas. Sin tales procedimientos, la gente pudiera intentar la resolución violenta de los problemas. Supongamos que Eugenio quema la valla en la situación 16, en vez de iniciar un pleito. ¿Qué pudiera haber ocurrido?

La usurpación de los bienes personales

La usurpación de los bienes personales ocurre cuando se da una interferencia temporal con la custodia o la posesión de la propiedad personal de otro (en inglés, trespass to personal property). Por ejemplo, supongamos que el vecino de Federico se lleva "prestado" el automóvil de Federico sin que lo sepa. Eso sería básicamente la usurpación de bienes personales, aunque Federico no supiera que se habían llevado el automóvil hasta que se lo devolvieran. Si el automóvil hubiera sufrido algún desperfecto, el vecino sería el responsable de los daños como autor del acto ilícito. La cantidad de los daños solicitados incluiría los inconvenientes, la pérdida de uso y la pérdida de Federico de sus ingresos.

Cuando la interferencia en la custodia o posesión es de una naturaleza permanente, entonces ocurre la apropiación ilícita de la propiedad. Estos daños y perjuicios, que en el inglés se dice conversion of personal property, dependen en gran parte de la intención que tuvo el demandado. ¿Tenía el demandado la intención de devolver la propiedad? También depende de la habilidad del demandante para recobrar la propiedad y, a menudo, del largo de tiempo que el demandado haya retenido los bienes. Estos daños y perjuicios son similares al delito de hurto por llevarse algo.

¿Cuál de las siguientes situaciones crees que sea la usurpación de los bienes personales? ¿Cuál crees que sea la apropiación indebida de la propiedad?

SITUACIÓN 17. Cristina se lleva la bicicleta de Lisa sin que ésta lo sepa. La usa durante varias horas. Entonces la ve Lisa y le quita la bicicleta. Tiene estropeada una de las ruedas.

SITUACIÓN 18. Ernesto se lleva "prestado" el automóvil de Francisco sin permiso mientras que Francisco está de viaje. Ernesto rueda con el automóvil 2,000 millas antes de devolverlo.

En la situación 17, ha ocurrido la usurpación de los bienes personales. Cristina es responsable por los desperfectos. Si no hubiera ninguno, sería responsable por el uso y desgaste de la bicicleta.

En la situación 18, la interferencia de Ernesto con la propiedad (los bienes) de Francisco puede haber sido de tal magnitud que sería una apropiación ilícita de la propiedad personal. La responsabilidad de Ernesto por la que tendría que compensar a Francisco pudiera llegar a la totalidad del valor del vehículo.

Las molestias

SITUACIÓN 19. La corporación LMN vierte sus deshechos químicos en el Río Azul. Los deshechos no son nocivos pero despiden un mal olor. El olor molesta particularmente a los residentes de la colonia (barrio residencial) de Buenavista. Con frecuencia, el olor hace desagradable la estancia en los patios y el disfrute de la propiedad.

SITUACIÓN 20. Silvio y Rubén son vecinos. Silvio trabaja durante del día. Rubén trabaja desde las cuatro de la tarde hasta la medianoche. Cuando Rubén llega a casa, le gusta trabajar en su taller donde diseña y fabrica los muebles para vender. El ruido de la sierra y del martillo de Rubén hace que Silvio no pueda dormir, noche tras noche.

¿Hay remedios legales para estos problemas? Estas situaciones quedan bajo los daños y perjuicios por las molestias. La molestia se puede definir como algo que causa un daño o una inconveniencia a otro (en inglés, nuisance). Interfiere usualmente con el uso o disfrute de la propiedad de otros. Las molestias con frecuencia tienen que ver con ruidos, olores o luces.

Existen dos tipos de molestias: públicas y privadas. Una molestia pública causa inconveniencias o daños al público en general. La situación 19 es una molestia pública. ¿Qué recursos tienen los ciudadanos que están preocupados en la colonia de Buenavista?

Cuando existe una molestia pública, los ciudadanos pueden pedir al fiscal del condado que eleve una petición al tribunal superior del condado para que se cesara. El tribunal puede extender un requerimiento (injunction en inglés) o sea una orden para que cese la actividad. Si pudiera ocurrir mucho más daño mientras un pleito por molestias está pendiente, el tribunal puede expedir una orden temporal de amparo. Esa orden requiere que el defendido cese inmediatamente en la actividad.

¿Qué pasa si han sufrido daños debido a la molestia pública (como en el caso de los vecinos de Buenavista)? En ese caso podrían iniciar un pleito para recobrar el valor de los daños así como para que cese la molestia. En vez de que una persona sola corra con el costo del pleito, los residentes de Buenavista que han sido afectados por la molestia pudieran unirse en un "pleito colectivo" contra la empresa. Las agencias oficiales, como la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA por sus siglas en inglés), también pueden poner pleitos contra las molestias públicas que perjudican al medio ambiente.

Por otro lado, una molestia privada usualmente perjudica o causa inconvenientes a un número limitado de individuos. La situación 20 muestran ejemplos de molestias privadas. Otro ejemplo sería un reflector montado en la casa de tu vecino que ilumina tu dormitorio (recámara, alcoba) todas las noches.

Una o todas las personas que han sido afectadas por una molestia privada pueden entablar una petición para que cese. También pueden iniciar un pleito para recuperar los daños que han sufrido. Además, la mayor parte de las ciudades tienen ordenanzas bajo las que los residentes pueden pedir a las autoridades que cesen las molestias. De hecho, la ley de Georgia requiere que se haga eso antes de iniciar un pleito.

La determinación de lo que es o no es una molestia privada no es siempre fácil. Eso se debe a que cada uno tiene diferentes gustos y diferentes niveles de tolerancia para las inconveniencias. Por ejemplo, algunas personas pueden considerar que los ensayos nocturnos de la banda de música rock del vecino son una molestia, mientras que a otros les puede agradar.

Para decidir si un acto es una molestia, un tribunal sigue esta regla: ¿causaría semejante acto una molestia, ofensa o daño a una persona sensata? Considera la situación 21.

SITUACIÓN 21. Diana, que es muy nerviosa, vive en una calle tranquila. El propietario del terreno adyacente decide construir una casa. El ruido de la construcción la descontrola tanto a Diana que tiene que ingresar en el hospital. ¿Sería el ruido una molestia privada?

Probablemente que no. Porque el ruido no molestaría a una persona mediana y sensata.


Los pleitos abusivos (abusive lawsuits)

La legislatura de Georgia creó hace poco otra clase de daños y perjuicios que los demandantes o los demandados pueden emplear como defensa. Son los daños y perjuicios por abuso del proceso judicial. Tienen lugar cuando una parte inicia una reclamación o declara una defensa con malicia y sin una base legal o efectiva.

SITUACIÓN 28. Benjamín va en automóvil por la carretera sin prestar atención. Y choca con el parachoques trasero del vehículo de Reina. Ella le pone un pleito por daños. Benjamín afirma que él no fue negligente y que el accidente fue la culpa de Reina, aunque sabe que eso no es la verdad.

Benjamín puede ser culpable bajo este principio legal. La defensa que declaró no tiene ninguna base efectiva. ¿Qué pasa si su defensa fue que Reina tenía la obligación legal de mirar en el espejo retrovisor cada unos pocos segundos para evitar la posibilidad de que Benjamín cometiera una negligencia? Esa defensa no tendría una base legal. No existe semejante obligación legal.

LA PROTECCIÓN CONTRA LOS PLEITOS

¿Cómo te puedes proteger contra un pleito por daños y perjuicios? La cantidad que pueden pedir es devastadora-por miles de dólares. Tu mayor protección es tener cuidado en tus actividades cotidianas. La ley no es difícil de seguir. Requiere simplemente que una persona se porte de modo que no ocasione los daños a la persona o a la propiedad (bienes) de otro.

Sin embargo, te puedes proteger mejor de las consecuencias de un acto de negligencia con una póliza de seguros. Los dos tipos de seguros más corrientes son los que cubren al propietario y al automovilista. El seguro provee una cantidad que se puede desembolsar si la persona asegurada comete una negligencia que causa los daños. Fíjate que las pólizas de seguros no cubren los daños y perjuicios intencionados que resultan en los daños a la persona o a la propiedad.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jul 30, 2004