GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

La Adopción de los Niños

Lea esto en:
English

Information

Cuando se adopta a los niños


Este documento se trata de:

El proceso de la adopción
La renuncia de los derechos de los padres
Los derechos de los padres naturales
¿Quién puede adoptar a un niño?
¿A dónde van las personas que deseen adoptar a un niño?
¿Quién puede ser adoptado?
¿Qué pasa a los expedientes de adopción?


Algunas veces, los padres renuncian voluntariamente a los derechos que tienen sobre sus hijos. Esto ocurre cuando a una mujer le nace un niño y no quiere quedarse con él. Entonces decide darlo para que lo adopten.

El proceso de la adopción

Una adopción es un proceso legal: mediante el proceso, uno o ambos padres, el padre o la madre (los padres adoptivos) substituyen legalmente a los padres naturales (o padres biológicos como a veces se les llaman). Cuando un niño es adoptado, los derechos y obligaciones de los padres naturales cesan. Los padres naturales no tienen ya derecho a visitar al niño, a menos que los padres adoptivos permitan que los padres naturales lo visiten. Esto es lo que se llama adopción abierta. Un hijo adoptado no heredará a su madre o a su padre natural, a menos que se le nombre en el testamento.


EL CASO DEL HIJO DESEADO/INDESEADO

Lisa va a tener un hijo. Asiste todavía a la escuela y no tiene dinero. No está casada y sabe que no puede mantener al niño. Gonzalo es el padre. Tiene siete años más que Lisa. Gonzalo toca la batería en una banda de música tejana que no goza de mucho éxito. La mayor parte del tiempo no tiene un centavo. Le parece que Lisa debiera de abortar. Pero Lisa decide dar a luz. Después de que la criatura nace, decide ponerla en adopción.

A Lisa le aconsejan que notifique al Departamento de Recursos Humanos del estado, o a una agencia que tenga la licencia o el permiso formal para tramitar las adopciones. Le dicen que tanto la madre como el padre de la criatura-los padres naturales-deben dar el consentimiento de adopción. Así es, a menos que no se pueda localizar a uno de ellos. Para principiar el proceso de adopción, ella y el padre del niño deben firmar un formulario. Se titula "Renuncia a los derechos paternales y maternales: Renuncia final para la adopción".

Después que estos formularios de renuncia se han firmado, los padres tienen 10 días para rescindir la renuncia de sus derechos. Es un período de reconsideración. Georgia lo permite por si los padres cambian de idea. Después de ese período es muy difícil rescindir la renuncia.

Si los padres abandonan a sus hijos, también renuncian a sus derechos paternales y maternales. El abandono supone el desamparo del niño-separándose físicamente del hijo-con la intención de terminar la relación filial. En el proceso de adopción, a menudo no es posible localizar al padre. Semejante "abandono" pudiera terminar sus derechos paternales. Recuérdese que el abandono legal tiene lugar cuando el padre o la madre no paga la manutención del hijo, no sostiene comunicación con el hijo o no visita al hijo durante un período de más de un año.

Después que la petición de adopción se recibe, el Departamento de Recursos Humanos hace una investigación. La intención es verificar la información de la petición. El proceso legal para la adopción lleva por lo menos tres meses.


Los derechos de los padres naturales

EL CASO DEL HIJO DESEADO/INDESEADO, conclusión
Andrés y Gretchen adoptan al niño de Lisa. Andrés es el encargado de un supermercado. Gretchen es maestra de niños en un programa de prekinder. No han podido tener hijos. Se adoptan al niño mediante los debidos procedimientos establecidos por el tribunal.

Pero Lisa mintió cuando llenó los formularios de renuncia para la adopción. Ella dijo que ignoraba dónde se podía notificar al padre. Dijo que ni siquiera estaba segura de cómo se llamaba. Como él quería que Lisa abortara, ella pensó que a Gonzalo le tenía sin cuidado la adopción. A Gonzalo nunca se le informó del proceso de adopción. Después de todo, Lisa era la única persona que sabía que él era el padre de la criatura.

Seis meses después del nacimiento del niño, Gonzalo se entera. También se entera del proceso de adopción.

La banda de música donde toca Gonzalo está triunfando. El músico tiene otra amiga. Llevan planes de contraer matrimonio pronto. A él le gustaría tener a su hijo. Interpone un recurso legal para que la adopción quede sin efecto.

Alega que es el padre natural de la criatura, y que no se le ha dado la necesaria notificación legal para la adopción. Tampoco ha otorgado su consentimiento por escrito. Quiere la custodia de su hijo.


En general, los tribunales favorecen a los padres naturales a la hora de decidir casos relacionados con las leyes de adopción. En 1978, un estatuto de Georgia concedió mucha más importancia a los derechos de los padres naturales de un hijo al que se le va a adoptar.

Un padre tiene derechos paternales, esté o no esté casado con la madre. A un padre natural se le debe dar la oportunidad de conocer y cuidar a su hijo. El Acta de Adopción del año de 1990 especifica cómo el padre de un hijo nacido fuera del matrimonio conserva el derecho a oponerse a la adopción del niño y a pedir la custodia. Si, como en el caso de Lisa, la madre sabe quién es el padre, tiene que revelar su identidad y la dirección de su domicilio de acuerdo con la ley. Si es posible, al padre se le debe notificar personalmente por escrito del proceso de adopción. De lo contrario, se debe intentar la notificación mediante un anuncio en la prensa. El padre natural tiene el derecho de pedir al tribunal la custodia del hijo, si en el pasado se ha esforzado por mantener al hijo o por mantener una relación familiar con él. Recientemente, el Tribunal Supremo de Georgia ha decretado que al padre se le debe dar la oportunidad de explicar las razones por las que no ha hecho ninguno de los esfuerzos citados, antes de que se permita la adopción si él se opone.

Si fueras el juez o la juez en este caso, ¿qué harías? ¿Cuáles son los derechos paternales de Gonzalo? Como padres adoptivos Andrés y Gretchen ¿debieran tener algunos derechos? ¿Qué le convendría más al niño?


¿Quién puede adoptar?

Supongamos que una persona soltera quiere adoptar a un niño. ¿Puede hacerlo él o ella?

Cualquier persona adulta puede solicitar de un tribunal la adopción de un niño, si él o ella

- tiene por lo menos 25 años de edad o está casado y vive con su cónyuge;
- tiene más de 10 años de edad que el niño;
- ha residido en Georgia durante los seis meses que preceden al entablamiento de la petición; y
- tiene la habilidad física y mental y los medios económicos para mantener la custodia permanente del niño.

Si la persona está casada, los dos esposos deben presentar la petición, a menos que el padrastro o la madrastra solicite la adopción. No es necesario que el padre o la madre natural la presente también.

Las personas que deseen adoptar a un niño pueden solicitarlo al Departamento de Recursos Humanos o a una agencia con la licencia (permiso oficial) para colocar menores. Las agencias pueden tener sus propias reglas en cuanto a qué clase de padres pueden adoptar a un niño particular. Es posible que quieran que los padres adoptivos tengan antecedentes tan parecidos como sea posible a los de los padres naturales del niño. Sin embargo, Georgia no tiene leyes sobre el emparejamiento entre niños y padres adoptivos. Por ejemplo, las adopciones birraciales (entre las razas o étnias) son legales en Georgia.

¿Quién puede ser adoptado?

Considérese la siguiente situación:

SITUACIÓN 13. Los padres de Tomás se divorciaron cuando tenía 10 años de edad. Quedó bajo la custodia de su madre. Su madre se volvió a casar cuando Tomás tenía 13 años. A los 17 años, el padrastro quisiera adoptarlo legalmente. ¿Quién debe otorgar el consentimiento para la adopción?

Muchos padrastros adoptan a sus hijastros. El padrastro de Tomás puede solicitarlo del tribunal. Si los padres naturales viven y no han abandonado al hijo, se debe obtener su permiso. ¿Qué pasa si el muchacho tiene más de 14 años, como es el caso de Tomás? Entonces, él debe otorgar su consentimiento también. A una persona se la puede adoptar a cualquier edad. Cuando la persona tiene 21 años, se la puede adoptar únicamente con el consentimiento propio de la persona.

Si el tribunal ha anulado los derechos paternales y maternales de los padres o si han muerto, sus hijos pueden ser adoptados también. En este caso, el que tenga la custodia del hijo tendría que dar su consentimiento.

Los expedientes de adopción

De acuerdo con la ley, el expediente de adopción debe sellarse o cerrarse. Algunos hijos adoptivos quieren examinar esos expedientes para saber quiénes son sus padres naturales. Algunas veces, los padres naturales se preguntan por el paradero de sus hijos. Los tribunales solo con gran resistencia han permitido examinar esos expedientes. La ley de Georgia ha establecido el procedimiento para obtener dichos expedientes. Un padre, una madre o un hijo puede inscribir su nombre en el registro del estado. Esto facilita que cualquiera de las partes pueda localizar a las otras, si así lo desea. Pero se trata de un asunto problemático. ¿Cómo se puede compaginar el interés del hijo con el comprensible deseo de los padres naturales que quieren mantener la confidencialidad?

Recientemente han sido "abiertas" un mayor número de las adopciones. Eso significa que los padres naturales y los padres adoptivos saben recíprocamente quiénes son. Dependiendo del grado de apertura de la adopción, los padres naturales se pueden comunicar con el hijo y hasta visitarlo. O los padres adoptivos pueden enviar fotografías a los padres naturales. Pero aunque la adopción quede abierta, los padres naturales no tienen derecho a visitar al hijo. Tampoco pueden pedir al tribunal que imponga las visitas.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Apr 12, 2005