GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

Como funcionan los pleitos: Antes del Juicio

Lea esto en:
English

Information

Como funcionan los pleitos: Antes del Juicio

Este documento se trata de:

El accidente
La reclamación
La contratación de un abogado
Cuando necesitas un abogado
El intento de llegar a un acuerdo extrajudicial
La determinación de la jurisdicción del tribunal
La demanda
La citación
La réplica
Los secretarios judiciales
Los alguaciles (sheriffs) del condado y los de la justicia federal
Los abogados
Los interrogatorios
La declaración jurada
La solicitud para que se entreguen documentos

Probablemente tienes alguna idea de lo que pasa en el proceso de la justicia penal, aunque solo sea por lo que hayas visto en los programas de la televisión. Pero tal vez sepas menos del proceso de la justicia civil aunque en la vida cotidiana hay más casos civiles que penales.

Como recordarás, una de las principales funciones de los tribunales de este país es la de resolver o solucionar las disputas. El proceso de solucionar una disputa por medio de la acción ante un tribunal se llama el litigio o el pleito. (En el inglés se expresa con la palabra general litigation.)

Este capítulo es un "estudio de caso" basado en los procedimientos de la ley civil. Los personajes son imaginarios, pero la situación se basa en lo que pudiera ocurrir en un caso real. El personaje principal en el caso quedará lesionado. Entonces se intentará recibir una recompensa de la parte (o sea la persona o personas) que cree que sea legalmente responsable.

Fíjate en lo que los abogados hacen en este capítulo para preparar el caso. A medida que el caso se aproxima al día del juicio, date cuenta cómo la situación se convierte en una especie de combate verbal. En otras palabras, así es el sistema entre adversarios, uno de las características sobresalientes del sistema legal estadounidense.

Nota también las reglas que definen o limitan esta tendencia hacia la lucha entre los adversarios. Tienen el propósito de asegurar que cada parte tendrá una audiencia equitativa. ¿La tienen?

Al leer este capítulo, considera también cómo el proceso de la justicia civil se podría simplificar. ¿Pero querríamos cambiar cualquiera de los derechos legales que existen por ganar una mayor eficiencia?

LOS PRINCIPIOS DEL CASO

El accidente

María del Tránsito Dolores es una estudiante de 18 años que está en el último año de la escuela secundaria de Druid Valley, en el condado de DeKalb, Georgia. María del Tránsito es una alumna excelente. También trabaja algunas horas por día en un restaurante de comidas rápidas que se llama McDougal's y está a unas cuantas cuadras de distancia de su casa. La noche del 7 de mayo, María del Tránsito sale de trabajar a las 11 de la noche y decide ir a pie hasta su casa. Por el camino empieza a preocuparse por un examen muy importante que tiene el próximo día. María del Tránsito se detiene en el semáforo de Druid Avenue. Tan pronto como la luz cambia al verde, María del Tránsito empieza a cruzar la calle. Un automóvil con las luces apagadas se aproxima velozmente por la izquierda de María del Tránsito. Cuando el automovilista ve a María del Tránsito, frena. El automóvil derrapa y atropella a María. El parachoques (guardafango) delantero la golpea a la altura de la rodilla y ella cae al suelo. El automóvil sigue derrapando hasta que se para. El automovilista se apea para ver cómo está María del Tránsito.

El automovilista tiene 23 años y se llama Juan Veloz. Ha pasado por una tarde muy pesada. Ha estado preocupado por su empleo. Acaba de reñir con la novia. Y ahora -¡esto!

Hay un testigo del accidente. En el momento de la colisión, el señor Ojo Puesto da una vuelta con su perro. Está en la acera, enfrente de donde María del Tránsito fue atropellada. Inmediatamente localiza un teléfono y llama a la policía. A los cinco minutos llegan con un vehículo de asistencia médica. A María del Tránsito la llevan a un hospital de la localidad.

Mientras tanto, la policía cuestiona a Juan Veloz. Después de la investigación le hacen los cargos: la velocidad excesiva, la operación nocturna del vehículo sin luces y la falta de atención a una señal de tránsito.

En el hospital descubren que María del Tránsito tiene una de sus piernas partida además de otras heridas y contusiones. A causa de las lesiones de la pierna tiene que pasar cuatro semanas en el hospital. La estancia en el hospital y los cuidados médicos ascienden a más de $20,000.

Poco después del accidente, Juan Veloz comparece ante el tribunal municipal de tránsito. Juan se declara culpable de los cargos. El juez le impone una multa y le suspende el permiso de motorista.

La reclamación

Joe Franco se pone en contacto con María del Tránsito mientras está en el hospital. Joe es el perito de daños de la compañía aseguradora, que se llama Peach State, que tiene Juan. Como peatón que ha sido herido, María del Tránsito tiene derecho a recibir un pago de la compañía de seguros de Juan por ciertas "pérdidas económicas". La compañía paga a los médicos de María del Tránsito y la cuenta del hospital.

Después de unos meses, María del Tránsito vuelve a sus estudios. Pero sigue con mucho dolor en la pierna izquierda, sobre todo en la rodilla. Se le hace imposible volver al trabajo. Empieza a preocuparse por si podrá continuar con sus estudios y por su futuro. Empieza a perder peso y se pone extremadamente nerviosa.

María del Tránsito se pone en contacto con Joe Franco, el perito de daños de Peach State. Le cuenta sus continuos problemas. Le pregunta si tiene derecho a otros beneficios adicionales bajo la póliza de seguros de Juan Veloz.

Joe le contesta que la empresa aseguradora Peach State ha pagado los beneficios a su favor bajo la cobertura de los pagos médicos. Lo que ahora pide ella, le dice, son los daños generales por el "dolor y (los) sufrimiento(s)". Le dice que la compañía no le pagará tales daños a menos que tengan que hacerlo como el resultado de un pleito.

La contratación de un abogado

María del Tránsito habla sobre su caso con un abogado, Federico Barrientos. El licenciado Barrientos le dice a María del Tránsito que tiene el derecho a reclamar los daños generales y especiales de la persona que es culpable de sus lesiones (Juan Veloz). Si es necesario se puede iniciar un pleito. Barrientos le explica que los daños generales en un pleito por daños personales pueden ser el dolor físico y mental y la imposibilidad de trabajar. Los daños especiales son los que se pueden calcular como resultado de una pérdida. Por ejemplo, el salario que María del Tránsito perdió mientras estaba en el hospital se pudiera añadir y otorgar como los daños especiales.

Después de haber sido contratado por María del Tránsito, Federico Barrientos principia a investigar el caso y las circunstancias en que ocurrió. Toma apuntes de las declaraciones de los agentes policiales que investigaron el caso y del único testigo (el señor Ojo Puesto). Obtiene una copia del atestado (informe del accidente) policial presentado por los agentes que investigaron el caso. También saca copias del historial del hospital, de las cuentas médicas y de los recibos de los medicamentos. Le pide al empleador de María del Tránsito una declaración de las pérdidas de ingresos que ha tenido durante su hospitalización y recuperación.

Cuando necesitas un abogado

A lo largo de este libro hay situaciones donde se muestra cuándo un abogado puede ser útil. Esta lista ofrece unas directrices.

En los casos civiles-
• Cuando te ponen un pleito.
• Cuando quieres poner un pleito a otra persona.
• Cuando tienes algún derecho específico a una propiedad (bienes) de cierto valor, como cuando compras o vendes propiedad inmobiliaria.
• Cuando quieres transferir tu propiedad o tus bienes a otros.
• Cuando quieres establecer un negocio.
• Cuando quieres terminar un matrimonio.
• Cuando quieres proteger o hacer cumplir lo que considerarías el derecho legal tuyo.

En los casos penales-
• Cuando te acusan de un delito, especialmente si puedes ser encarcelado. En estos casos tienes el derecho constitucional a tener un abogado (si no puedes pagar uno, el estado debe proporcionártelo).
• Cuando puede ser que te enfrentes con serias consecuencias, como una gran multa o la pérdida de la licencia de motorista.

El intento de llegar a un acuerdo extrajudicial

Federico Barrientos se pone en contacto con Joe Franco, el perito de daños del seguro. Barrientos quiere llegar a un arreglo extrajudicial, si es posible. Franco consiente en reunirse con Barrientos.

Después de discutir los hechos del caso, tiene lugar el siguiente intercambio:

El señor Barrientos: Mi cliente aceptaría $75,000 para cerrar el caso.

El señor Franco: Basándonos en la evaluación que mi compañía ha hecho del caso, ofreceremos $40,000. Ésta es, debo añadir, nuestra máxima oferta.

El señor Barrientos: Lo siento, pero no puedo recomendar a mi cliente que acepte $40,000. Aunque naturalmente le presentaré su oferta. Creo que un jurado llegaría a un veredicto por más de $75,000.

Desafortunadamente, Federico Barrientos y Joe Franco no pueden llegar a un acuerdo en el caso de María del Tránsito (ninguna de las dos partes puede presentar ninguna prueba de estas negociaciones durante el juicio). Federico Barrientos aconseja a María del Tránsito que le ponga a Juan Veloz un pleito civil por los daños sufridos. Es este caso, María del Tránsito será la demandante y Juan Veloz el demandado.

La determinación de la jurisdicción del tribunal

Antes de entablar (presentar) el pleito, el abogado debe determinar qué tribunal tiene la jurisdicción sobre el caso. Recordarás que la jurisdicción tiene dos aspectos principales-el de la persona y el de la materia

Bajo la ley de Georgia, un pleito civil por los daños debe juzgarse ante el tribunal que tenga autoridad sobre este tipo de casos, lo que sería ante un tribunal superior, o quizá ante un tribunal del estado. Además, la ley de Georgia ordena que la jurisdicción apropiada (el lugar del juicio) en un caso como el de María del Tránsito sea el condado donde el demandado reside en el momento en que se presenta el pleito. La jurisdicción del pleito está relacionada estrechamente con la jurisdicción de la persona.

El señor Barrientos se entera que Juan Veloz reside en el Condado de DeKalb, Georgia. Por lo tanto entabla el caso ante el Tribunal Superior del Condado de DeKalb.


La demanda

Para iniciar una acción civil, el abogado del demandante debe informar al tribunal de las reclamaciones del demandante. Esto se hace entablando la demanda ante el tribunal apropiado. Entablar quiere decir entregar la demanda al secretario judicial (court clerk). La demanda es un documento legal preparado por el demandado o su abogado. Ello especifica, en forma de párrafos numerados, la versión de los hechos por parte del demandado que apoya la demanda contra el demandado. Indica qué tribunal tiene jurisdicción. Si es apropiado, nombra la cantidad que el demandante pide que pague el demandado.

Para entablar la demanda de María del Tránsito, el licienciado Federico Barrientos se la entrega al secretario judicial del Tribunal Superior del Condado de DeKalb. El secretario le asigna un número al caso. Este caso llevará el número 81999.

La citación

En un caso civil, también se debe informar al demandado que se ha presentado una reclamación contra él o ella. Esta notificación es muy importante.

Al defendido se le notifica usualmente mediante la entrega de una copia de la demanda y un papel que se llama una citación (summons en inglés). La citación informa al demandado que tiene treinta días a partir de la entrega de la citación para responder a las reclamaciones que el demandante hace en la demanda.

En Georgia, una citación se entrega corrientemente en mano al defendido, en su domicilio. El que entrega los papeles es generalmente el alguacil del condado u otro oficial del juzgado.

La entrega no es siempre fácil. En el caso de María del Tránsito, cuando el alguacil fue por primera vez a casa de Juan, no lo encontró. El alguacil volvió varios días más tarde, después de las horas de trabajo. Juan se escabulló por la puerta de atrás. Juan no quería verse envuelto en un pleito. Pero al próximo día, el alguacil llegó cuando Juan salía para el trabajo y le entregó la citación. Juan no debe evitar intencionalmente la debida entrega de la citación. No es legal actuar de esta manera, y podrá llevar consigo consecuencias legales graves.

La réplica

Después de recibir la citación, el demandado debe responder a la reclamación del demandante. La respuesta se llama la réplica. La réplica (answer en inglés) es un documento legal que se presenta al secretario judicial del tribunal. En la réplica, el demandado admite o refuta los alegatos que el demandante hizo en la demanda. La réplica puede declarar también las defensas legales del demandado contra la demanda.

La réplica del demandado debe establecer también cualquier reclamación que el demandado pudiera tener contra el demandante a causa del suceso que resultó en la acción del demandante. Una reclamación del demandado contra el demandante se llama la contrarreclamación, o que en el inglés se dice counterclaim.

La demanda del demandante y la réplica del demandado son las alegaciones básicas en cualquier caso civil. Las alegaciones (pleadings) establecen cuáles cuestiones de hecho y de derecho se disputan y cuáles se deben resolver mediante el juicio.

La ausencia de una respuesta por parte del demandado a las reclamaciones del demandante, consistente en no presentar una réplica, se llama (o en inglés default) el incumplimiento. ¿Qué pasa si el demandado no contesta? El demandado pierde el caso. Por lo tanto, es muy importante que respondas cuando recibas una reclamación contra ti. El demandante puede prevalecer si no hay respuesta del demandado.

Tan pronto como Juan recibe la citación, se pone en contacto con Joe Franco, el perito de la compañía de seguros. Además del seguro médico, Juan tiene el seguro de responsabilidad civil y el seguro de colisión con la compañía de seguros automovilísticos Peach State.

Joe Franco remite el caso de Juan a una abogada con el nombre de Selma Esclarecida. Ésta le defenderá en el juicio.

Selma Esclarecida prepara la réplica a la demanda de la demandante. La réplica reconoce que el tribunal tiene jurisdicción sobre el caso. Niega que Juan Veloz fuera negligente. También niega que las lesiones de la demandante fueran causadas directamente por un acto, o por la falta de un acto, por parte del demandado. No se presenta ninguna contrarreclamación.

Al negar que el demandado fue negligente, la demandante debe probar que la negligencia existe. La demandante tendrá que probar también que sus lesiones fueron causadas por la negligencia de Juan Veloz.

Algunas veces, el juez o la juez de un caso civil puede decidir las cuestiones de hecho y de ley basándose solo en las alegaciones que se han presentado al tribunal. Esto es, lo que se llama la sentencia sobre las alegaciones (lo que se dice en inglés judgment on the pleadings) se hace cuando no hay un desacuerdo verdadero. Supongamos que en su réplica, Juan Veloz admite que cometió una negligencia y que dicha negligencia fue la causa de las lesiones de María del Tránsito. Supongamos que está de acuerdo con el importe de los daños que se piden. Entonces, no habría desacuerdo verdadero.

Sin embargo, en el caso de Dolores contra Veloz el desacuerdo es claro. El caso se oirá ante el tribunal.

Los secretarios judiciales

Los secretarios judiciales (clerks of court) y sus empleados entablan los documentos legales, mantienen los archivos de los casos judiciales y se ocupan de otros asuntos del tribunal. En Georgia, sin embargo, el secretario judicial del tribunal superior de cada condado es elegido por los residentes del condado. Este secretario judicial también custodia los documentos de propiedad inmobiliaria, las listas de votantes y de otros asuntos.

Los secretarios judiciales son diferentes de los escribanos. Los escribanos asisten al juez (o a un abogado) mediante la investigación de cuestiones legales o la redacción de decisiones judiciales. Los escribanos pueden ser estudiantes de derecho o licenciados recientes de las facultades de derecho.

Los alguaciles (sheriffs) del condado y los de la justicia federal

Los tribunales necesitan personas que hagan cumplir sus decisiones y órdenes. En los condados de Georgia, esto es la responsabilidad del alguacil del condado. Los alguaciles del condado son elegidos por los residentes del distrito. En los tribunales federales, esa es la responsabilidad de los alguaciles de la justicia federal (los llamados marshals). Los alguaciles federales son nombrados. Tanto los unos como los otros-o sus delegados (deputies)-entregan los documentos del tribunal, como por ejemplo las citaciones. También llevan a las personas ante el tribunal y ayudan a mantener el orden.

Los abogados

Un abogado(a) o licenciado(a) en derecho (leyes) es una persona que se ha preparado en el derecho. En el sistema estadounidense de justicia entre los adversarios en pugna, los abogados son contratados por las partes para que las representen en las disputas legales. En su actuación como representante, el abogado aboga o "lucha" por los intereses de su cliente.

Los abogados también se contratan para que aconsejen en los asuntos legales. De hecho, los abogados se llaman también "consejeros". Los abogados conocen los procedimientos que se siguen para hacer cumplir las leyes. Ellos saben cuáles son los derechos y obligaciones legales de las partes en las situaciones específicas.

¿Cómo es que la persona se convierte en abogado o abogada? Los abogados son graduados de las escuelas o facultades de derecho. Los programas de derecho consisten en tres años de estudios después de haber sacado el título universitario. Para practicar la abogacía, los estudiantes de derecho deben de aprobar el examen de ingreso (bar exam) en el colegio de los abogados. En Georgia, el Colegio de Abogados del Estado de Georgia (State Bar), la asociación de abogados de Georgia, administra el examen.


EL DESCUBRIMIENTO

Una vez que se ha entablado el juicio civil, pasan varios meses (a veces más de un año) antes del juicio. Esto es ciertamente el caso en los condados que cuentan con mayor población en Georgia. El viejo dicho de que "las ruedas de la justicia se mueven lentamente" es una gran verdad en el caso de la ley civil.

Los abogados tienen que hacer una gran cantidad de trabajo antes del juicio. La presentación de la demanda o de la réplica es solo el principio del proceso. Federico Barrientos sabe que tendrá que presentar la evidencia o las pruebas para sostener las reclamaciones de su cliente. Selma Esclarecida sabe que tendrá que desacreditar dicha evidencia.

En la mayor parte de los casos civiles, los abogados de las dos partes llevan a cabo un cierto grado de descubrimiento antes del juicio. El descubrimiento se refiere a una variedad de técnicas y procedimientos que la ley de Georgia permite usar a las dos partes de un pleito para enterarse del caso de la otra parte. El descubrimiento (discovery en inglés) se emplea para reunir los datos necesarios. Puede ser importante también para definir los puntos verdaderos de un desacuerdo en un caso dado.

Hoy día, se permiten generalmente los descubrimientos amplios y de largo alcance. El abogado de cada parte puede enterarse de muchísima información sobre el caso de la otra parte. Una de las principales ventajas de este procedimiento es que ninguno de los dos abogados sería sorprendido en el juicio por el otro. La desventaja del descubrimiento extenso es que lleva mucho tiempo y cuesta mucho.

Los interrogatorios

Los interrogatorios (o en inglés, the interrogatories) son una de las técnicas del descubrimiento. Éstos son preguntas por escrito que el abogado de una parte manda al abogado de la otra parte. Deben ser contestadas por escrito y bajo el conjuramento por la parte a quien se dirigen. Estas respuestas deben ser presentadas al secretario del tribunal y entregadas al abogado de la otra parte dentro de 30 días a partir de la fecha en que se enviaron por correo. Excepto en los casos muy complejos, la ley de Georgia limita el número de interrogatorios a cincuenta. La falta de respuesta puede resultar en sanciones y penalizaciones impuestas por el tribunal.

En el caso de Dolores contra Veloz Selma Esclarecida, la abogada del demandado, principia el proceso de descubrimiento. Manda los interrogatorios por correo a Federico Barrientos, el abogado de María del Tránsito. En un caso como éste, las preguntas tienen que ver usualmente con la historia médica de la persona, con los accidentes y hospitalizaciones previos, con las circunstancias del accidente, con la identidad de los testigos, con los gastos médicos y con la pérdida de los salarios. Uno de los interrogatorios que la abogada Esclarecida manda al licenciado Barrientos es el siguiente:

¿Cuáles son los nombres y direcciones de todos los profesionales en medicina (médicos, quiroprácticos, osteópatas, etc.) que han examinado y prestado tratamiento a la demandante, desde la fecha del incidente hasta el día presente incluido? Sírvase dar en su respuesta, las fechas de las consultas, la razón de la consulta y los correspondientes costos.

Cualquier de las dos partes no tiene el derecho absoluto a descubrir todos y cada uno de los detalles. Por ejemplo, supongamos que un abogado pregunta: "Indique si fumó marihuana el 3 de abril antes de operar su automóvil". Esta pregunta podría ser rechazada porque la Constitución nos protege contra la incriminación propia. O supongamos que la pregunta fue: "Indique por favor el contenido de la conversación que ha tenido con su abogado en relación con este caso". Este interrogatorio trata de invadir otra área protegida por la ley, o sea la relación confidencial entre el cliente y su abogado. También puede ser rechazada.

La solicitud para que se entreguen documentos

En este documento legal, el abogado pide a su contraparte, el abogado opuesto, que le proporcione ciertos documentos para que los examine y copie. Este procedimiento se sigue con frecuencia para "descubrir" las cuentas médicas, fotografías de las escenas del accidente, cuentas de reparaciones, presupuestos, etc. Como en el caso de los interrogatorios, una "solicitud para que se entreguen documentos" (en inglés request for production of documents) se debe responder dentro de los 30 días. De nuevo, la falta de respuesta puede resultar en sanciones y penalizaciones impuestas por el tribunal.

Los dos abogados se sirven de este procedimiento. Selma Esclarecida solicita las copias de las cuentas médicas. Federico Barrientos solicita una copia de la póliza de seguros de Juan Barrientos.

La declaración jurada

Otra forma de descubrimiento muy empleada es la declaración jurada. La declaración jurada (deposition en inglés) es el testimonio oral bajo conjuramento tomada a un testigo (o a un demandado o demandante). La persona que la transcribe (el relator o en inglés, the court reporter) en forma impresa o mecanografiada produce un documento que llega a ser la declaración jurada propiamente dicha. Como modo de adquirir la información necesaria, son más efectivos que los interrogatorios, en parte porque las respuestas a los interrogatorios son a menudo muy breves y descubren muy poca información. Por otro lado, las declaraciones juradas permiten el examen del testigo en persona (o en vivo), con preguntas complementarias para sacar datos adicionales.

En las declaraciones juradas, el abogado opuesto tiene el derecho a estar presente para proteger los intereses de su cliente. El o ella puede examinar a un testigo cuya declaración la toma el otro abogado. Este interrogatorio se llama repreguntación, conocido en el inglés como cross-examination.

Las declaraciones juradas se emplean a menudo en los juicios para destituir o desacreditar el testimonio de un testigo en particular. La declaración jurada transcribe y preserva el testimonio de un testigo. Por lo tanto, puede verificar que el testigo ha ya cambiado o haya olvidado su testimonio previo. El uso de una declaración jurada con este fin durante el juicio se llama destitución del testigo (impeaching a witness).

La ley reconoce que es costoso, inconveniente y a veces imposible que algunos testigos aparezcan durante el juicio de un caso. A menudo, los tribunales permiten que las declaraciones juradas de un testigo se lean al jurado durante el juicio. De esta forma, el testigo no necesita presentarse ante el tribunal para testificar. Con frecuencia, las declaraciones juradas de un médico se leen en vez de forzar al médico a que aparezca en persona. Una declaración jurada se puede leer también si el testigo ha fallecido o se ha mudado a otro lugar donde el tribunal no tiene la jurisdicción.

En un caso de lesiones personales como el de Dolores contra Veloz, el abogado de María del Tránsito toma las declaraciones juradas a todos los médicos que la trataron. Esto puede ser costoso. El precio de $300 por sesión es corriente en el caso de médicos que hacen declaraciones juradas. Además, cada parte paga por un copia de la declaración. Esto también eleva el costo.

El señor Barrientos pregunta a los médicos por su diagnosis y los tratamientos. A continuación damos un trozo de la declaración jurada del doctor Enríquez, uno de los médicos.

El señor Barrientos: Dr. Enríquez ¿estuvo usted a cargo del caso de la señorita Dolores mientras se encontraba hospitalizada?

El doctor Enríquez: Sí, fue mi paciente.

El señor Barrientos: ¿Sabe la fecha en que se le dio de alta en el hospital?

Después que el doctor Enríquez da la fecha, la abogada Esclarecida hace el interrogatorio de tipo repreguntación:

La licenciada Esclarecida: Doctor, antes de que la demandante fuera dada de alta en el hospital ¿le recomendó que siguiera el tratamiento en su clínica?

El doctor Enríquez: Sí, así fue. Continué tratando a la señorita Dolores, la "demandante" como le llama, como una paciente en mi clínica después de que se le dio de alta en el hospital.

La abogada Esclarecida: Y no ha tenido ocasión de verla o de tratarla como paciente, desde hace varios meses. ¿No es así?

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jun 15, 2005