GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

La libertad de la Prensa

Lea esto en:
English

Information

LA LIBERTAD DE LA PRENSA

Este documento se trata de:

El derecho al acceso
La divulgación de las fuentes de información
La restricción previa a la libertad de la prensa
La restricción previa y los periódicos escolares


El derecho al acceso
¿Tienen los periodistas que divulgar las fuentes de información que consultaron?
Las "órdenes de silencio (se denominan "gag orders" en el inglés)
La restricción previa y los periódicos escolares

Los autores de la Constitución estadounidense querían una prensa libre y fuerte para asegurarse que el público estaría siempre bien informado de lo que pasa en las esferas oficiales y en esta sociedad. La prensa libre nos permite tomar las decisiones con buenos conocimientos básicos en cuanto a la vida pública y a los candidatos para los puestos políticos.

No todo los países garantizan el derecho de la libertad de prensa. En muchos países los períodicos, la radio y la televisión son de propiedad del gobierno que además que los gestionan en su función diaria. ¿Qué problemas, sí los hay, pueden surgir de esa situación? ¿Qué clase de beneficios, sí los hay, existen en tal sistema?

En este país, cualquiera que tenga los medios y las ganas puede publicar una revista o boletín de noticias. Sin embargo, debido a que el número de bandas de frecuencia es limitado, las estaciones de radio y de la televisión pueden estar reguladas. Este control, sin embargo, no se puede emplear para suprimir la información.

Para gozar de la libertad, la prensa debe tener acceso a la información y debe poder presentar la información que obtiene. Como verás, algunas veces estos derechos están en conflicto con otros.

El derecho al acceso

La prensa cree que tiene el derecho a conocer las actividades del gobierno y de las dependencias oficiales. Puede ser que los varios sistemas gubernamentales quieran negar a la prensa el acceso a cierta información.

Cuando surge este tipo de conflicto, los tribunales han tenido que decidir entre el derecho del público a saber y la razón que el gobierno tenga para no revelar la información. Considera las siguientes situaciones.

SITUACIÓN 12. La comisión de planeación urbana del Valle de Sombras, Georgia, quiere prohibir que la prensa asista a su reunión mensual. Esperan votar sobre la ubicación del nuevo aeropuerto. En la ciudad, los ánimos están al rojo vivo por lo que se refiere al sitio. Los comisionarios quieren quitar importancia al conflicto.

SITUACIÓN 13. El concejo municipal del Valle de Sombras quisiera examinar el expediente de empleo del jefe de policía, para emprender posiblemente una acción disciplinaria contra él. Niegan a la prensa el acceso a la reunión.

SITUACIÓN 14. El gobierno nacional prohíbe que los periodistas observen las maniobras militares en la región del sur del Pacífico.

Las leyes de Georgia (y de otros estados) requieren que las dependencias gubernamentales tengan las reuniones abiertas al público cuando se toman las decisiones oficiales (las llamadas leyes tipo "rayos del sol", sunshine laws). Por dicha razón, no se le podría negar a la prensa el acceso en la situación 12. Existen excepciones. Una es cuando se trata de una acción disciplinaria contra un empleado público (en la situación 13). En ese caso, el derecho del individuo a la privacidad se considera como más importante que el derecho del publico a estar informado.

A veces, el gobierno federal ha negado a la prensa el acceso a la información en nombre de la seguridad nacional (en la situación 14). Algunas veces, existe la cuestión de si de verdad tiene algo que ver con la seguridad nacional o no. Obviamente para preservar la democracia, es importante protegerse contra los gobiernos que ocultan muchas acciones bajo el manto secreto de la seguridad nacional. Generalmente-pero no siempre-los tribunales han apoyado la posición del gobierno.

La divulgación de las fuentes de información

Otro conflicto ocurre cuando el gobierno pide a los periodistas que revelen sus fuentes de información. Algunas veces, los periodistas reciben información importante de gente que quiere permanecer en el anonimato. Esta gente pudiera no proveer más información si su nombre se da a conocer públicamente.

Este conflicto ocurre usualmente en relación con los juicios penales. La Sexta Enmienda a la Constitución de los EE.UU. garantiza a un acusado el derecho a enfrentarse con los testigos que presentan evidencia contra él o ella. Por lo tanto, los abogados por la defensa pueden insistir en saber los nombres de las fuentes de información. O los fiscales pueden querer conocer los nombres de las fuentes de información para montar un caso más sólido.

¿Tienen los periodistas que divulgar las fuentes de información que consultaron? Tradicionalmente, los tribunales han mantenido en esta situación que un juicio justo es más importante que el derecho a la libertad de prensa. Sin embargo, los tribunales solo han insistido en saber los nombres de las fuentes de información que son esenciales para un caso. Georgia, como la mayor parte de los estados, tiene la "ley de amparo" (shield law en inglés). Estas leyes permiten que los periodistas protejan sus fuentes de información en algunas situaciones.

Aunque exista la ley de amparo, los tribunales pueden requerir que se revela la fuente de información si es esencial para el caso y si no se puede descubrirla de otro modo. A menudo, cuando un tribunal insiste en la divulgación de la fuente de información del periodista, el nombre se descubrirá en privado en el despacho del juez. De esta forma, se da toda la privacidad posible a la fuente de información.

La restricción previa a la libertad de la prensa

SITUACIÓN 15. A Sonia le acusan de asesinar a sus sobrinos. Los dos cadáveres se despacharon de una forma bastante horrible. Día tras día, la prensa informa sobre las investigaciones policiales. Se publican los detalles de los asuntos personales de Sonia. La policía está convencida que Sonia sea culpable. ¿Los reportajes de la prensa impedirán que reciba un juicio imparcial?

La situación no es ni rara ni única. Los abogados por la defensa preguntan a menudo si el juicio puede ser imparcial cuando recibe mucha publicidad. ¿Una gran cantidad de publicidad puede ser la causa de que los posibles candidatos de los jurados formen una opinión sobre la culpabilidad o inocencia del acusado antes del juicio? Por dicha causa ¿es posible un juicio imparcial?

En la creencia de que es imposible, los tribunales han impuesto las llamadas "órdenes de silencio". Estas órdenes (se denominan gag orders en el inglés) prohíben los reportajes de la prensa antes y durante el juicio. El problema es que tales órdenes de silencio equivalen a la restricción previa de la prensa. Esto está prohibido por la Constitución por ser la censura previa a la publicación.

Como consecuencia, las órdenes de silencio solo se pueden emplear bajo ciertas circunstancias. El Tribunal Supremo cree que los tribunales tienen otras alternativas. Por ejemplo, el juicio se puede trasladar a otra región. Pueden retrasar los juicios. Se puede resolver la situación a veces con las instrucciones al jurado. Se puede preguntar a los jurados lo que han visto sobre el caso en los periódicos o en la televisión. Además, pueden preguntar si lo que saben afectará el punto de vista de los jurados.

La restricción previa y los periódicos escolares

SITUACIÓN 16. En una clase de periodismo en la escuela secundaria de Hazelwood East, en St. Louis, produjeron un periódico. En parte, se pagó con el producto de las ventas del mismo periódico y en parte se pagó con fondos de la Junta de Enseñanza. Como era de costumbre, el profesor de periodismo remitió un ejemplar para que el director de la escuela lo revisara. El director se opuso a dos de los artículos. Uno estaba relacionado con tres estudiantes no identificadas que se encontraban en estado de embarazo. El otro tenía que ver con el impacto del divorcio de sus padres en un estudiante anónimo. El director suprimió los artículos.

Los tres estudiantes del grupo editorial pusieron un pleito en base de la censura o la restricción previa. Hasta el periódico tenía una regla aprobada por la escuela en la que se subscribía a los derechos de la Primera Enmienda. Este caso fue al Tribunal Supremo de los Estados Unidos. ¿Cuál crees que debiera haber sido la decisión del Tribunal?

La escuela había argumentado que la publicación de los artículos implicaría el aprobación de la escuela. Como el periódico se redactó en clase y, en gran parte, se pagó con los fondos del sistema escolar, la mayoría del Tribunal estuvo de acuerdo con la escuela en este punto. Además, opinó que las escuelas tienen el derecho a ajustar de manera sensata las actividades escolares. En efecto, el Tribunal concedió a las escuelas el derecho a ejercer un control editorial sobre las publicaciones estudiantiles en tales situaciones. Sin embargo, el Tribunal declaró que cualquier censura debe tener un propósito educativo que sea válido, y que no debe ir dirigido a silenciar el punto de vista particular. (Hazelwood School Dist. contra Kuhlmeier, 108 S. Ct. 562 (1988)).

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jul 30, 2004