GeorgiaGeorgia

El Divorcio

Por: Carl Vinson Institute of Government, University of Georgia
Lea esto en:
English

Information

Este documento se trata de:

Las anulaciones
Las diferencias entre la separación legal y el divorcio
Los motivos para pedir un divorcio en Georgia
La petición de divorcio y la notificación de la petición
La determinación de los derechos y obligaciones personales


EL FIN DE LOS MATRIMONIOS

Algunas veces los matrimonios fracasan. Otros se pueden anular. Una o ambas partes puede ser que ya no quieran vivir juntos. Puede ser que quieran terminar con el matrimonio. Tal vez pienses, "Bien ¿por qué no puede uno de los dos marcharse?". Pero el asunto no es tan sencillo como eso.

Como los matrimonios son contratos legales, la ley requiere que los disuelva un tribunal. La parte que se marcha abandona a la otra parte. El abandono puede eliminar la posibilidad de recibir una pensión de divorcio si hay un divorcio. En Georgia, marcharse dejando a los hijos o a una mujer embarazada representa el abandono y constituye un delito. Dejar a un(a) esposo(a) y a los hijos no elimina el derecho legal de mantenerlos. Además, ninguno de los dos cónyuges puede contraer matrimonio legalmente hasta que el matrimonio previo se haya disuelto legalmente.

Las anulaciones

¿Qué pasa si los requisitos para un matrimonio válido no se han cumplido? ¿Qué ocurre si después de estar casados descubres que tu esposa o esposo no es elegible para contraer un matrimonio válido? O ¿qué sucede si tu media naranja te ha embaucado para que contraigas matrimonio?

SITUACIÓN 6. Diana se acaba de enterar que su nuevo esposo Felipe nunca se divorció de su primera mujer. ¿Qué puede ella hacer?

Una forma de terminar un matrimonio es anularlo. Cuando una de las partes de un matrimonio es inelegible para entrar en un contrato matrimonial bajo la ley del estado, se puede anular el matrimonio (se dice annulment en inglés). Sin embargo, la anulación no se concede si ha nacido un hijo o varios hijos, o que van a nacer como resultado del matrimonio.

La anulación es una declaración por un tribunal que afirma que el matrimonio nunca existió: En primer lugar, nunca fue un matrimonio válido.

En la situación 6, Felipe todavía está casado de primeras nupcias. Por lo tanto su matrimonio con Diana es automáticamente inválido y puede anularse.

SITUACIÓN 7. Joana y Gustavo contrajeron matrimonio en una ceremonia religiosa. Se casaron porque Joana le dijo a Gustavo que estaba embarazada. Gustavo sabe ahora que Joana le mintió. Le gustaría romper con ella. ¿Qué puede hacer?

Supongamos que a una persona se le embauca o que se le fuerza a contraer matrimonio. O, supongamos que una de las partes está demente. En estos casos, el matrimonio se puede invalidar, pero no de manera automática. Si no se pide o no se concede una anulación, el matrimonio sigue siendo válido.

La situación 7 es un ejemplo de un matrimonio que se puede invalidar. Gustavo puede recurrir a un tribunal y recibir una anulación porque Joana le mintió. Supongamos, sin embargo, que Joana de verdad esperaba un hijo. Gustavo no podría recibir la anulación. No obstante, lo que podría obtener es el divorcio.

SITUACIÓN 8. Gabriel, de 17 años de edad, y Sandra, de 16 años, contraen matrimonio sin el consentimiento paterno. ¿Pueden sus respectivos padres anular el matrimonio?

El matrimonio de las personas menores de 18 años que se ha efectuado sin el consentimiento paterno se puede invalidar si no ha nacido ni va a nacer ningún hijo. Una tercera parte, como un padre o una madre, puede actuar legalmente para invalidar el matrimonio. Sin embargo, supongamos que una o ambas partes eran menores cuando se casaron, pero que han continuado viviendo juntos hasta que los dos han alcanzado la edad de 18 años. En este caso, la ley de Georgia considerará que el matrimonio entre ellos es válido.

¿La separación legal o el divorcio?

De acuerdo con la ley de Georgia, los matrimonios se pueden disolver de varias formas. Ya te has enterado bajo qué condiciones los matrimonios se pueden anular. Además, las separaciones legales y los divorcios son válidos aquí y en otros estados.

¿Cuál es la diferencia entre una separación legal y un divorcio?
A diferencia de un divorcio, una separación legal no disuelve el matrimonio, sino que provee una forma legal de llegar a un acuerdo por lo que se refiere a algunas de las cuestiones que surgen cuando los esposos deciden separarse. Por ejemplo, cuando las parejas se separan, uno u otro puede ser que necesite ayuda económica. Si hay hijos, se debe decidir la cuestión de la custodia, de las visitas y de la manutención. Un tribunal debe conceder la separación legal (legal separation) como debe conceder un divorcio. Cuando el tribunal concede la separación legal, también resuelve o ayuda a resolver las otras cuestiones. Los motivos o razones que se aceptan para conceder una separación son parecidas a las del divorcio.

La separación legal es práctica cuando los esposos quieren separarse pero no desean disolver el matrimonio. Es apropiada cuando las personas no quieren divorciarse por razones religiosas. O se puede utilizar cuando uno de los cónyuges no quiere privar al otro al otro de los beneficios de un seguro o de una pensión que el último (la última) pudiera perder en caso de divorcio.

Los motivos para pedir un divorcio en Georgia

Tienen vigencia en el momento del casamiento
1. Las dos partes tienen parentesco consanguíneo cercano
2. La incapacidad mental
3. La impotencia
4. La fuerza, amenaza, coacción, o fraude para llegar al matrimonio
5. El embarazo de la mujer (por otro hombre) que le era desconocido al esposo

Tienen vigencia después del casamiento

6. El adulterio cometido por cualquiera de las dos partes
7. La deserción (abandono) voluntaria y continua por cualquiera de las dos partes durante el período de un año
8. La sentencia de cualquiera de las partes a dos o más años de prisión por un delito de inmoralidad manifiesta (por ejemplo, el asesinato, homicidio sin premeditación, violación, desfalco)
9. La intoxicación habitual; la embriaguez
10. El trato cruel
11. La enfermedad mental incurable
12. La drogadicción habitual

El divorcio es una declaración de un tribunal en el sentido de que un contrato matrimonial se ha roto y ha concluido. El divorcio (divorce en inglés) se hace efectivo en la fecha en que el juez pronuncia la sentencia de divorcio y se quedara registrado en el juzgado. Después del divorcio, las dos personas son legalmente "solteras". Pueden volver a casarse. Esta nueva situación puede afectar sus vidas de muchas formas.

El divorcio

Los motivos para el divorcio

EL CASO DE LINDA PARENTI contra PEDRO PARENTI

Linda, 45 años de edad, y Pedro, 48 años de edad, llevan 25 años de casados. Tienen tres hijos-Isaura, 14 años; Marcos, 16 años; y Carlos, 18 años. Carlos es un estudiante de primer año en la universidad Georgia Tech.

Linda era maestra antes de que Carlos naciera. Enseñó en una escuela mientras Pedro estudiaba para sacar el título de licenciado. Linda ha sido ama de casa y madre por 18 años.

Pedro era el vicepresidente principal de una compañía local y ganaba $90,000 anuales. Dejó el empleo para establecer su propia compañía, especializada en el asesoramiento sobre cuestiones de computadoras. El primer año espera ganar $50,000.

Pedro se ha mudado a un apartamento. Linda cree que le ha sido infiel, aunque no está segura de poder probarlo.

Linda va a consultar a una abogada, la licenciada Bárbara Caro. La licenciada Caro le explica cuáles son los motivos para obtener un divorcio en Georgia.

Los motivos para obtener un divorcio son las razones que un tribunal aceptará como válidos para disolver un matrimonio. Los motivos han cambiado y continuarán cambiando a tono con los cambios de la sociedad. Por ejemplo, existían doce motivos para obtener un divorcio en Georgia. Todos estos motivos consistían en "faltas" (o bases, grounds). Esto significa que, para obtener un divorcio, el marido o la mujer tenía que probar que el otro había cometido una falta que había ocasionado la desintegración del matrimonio.

Sin embargo, a menudo la gente no creía que la "falta" era la causa del divorcio. O aunque existiera esa "falta", no querían hacer tales acusaciones en público.

Por lo tanto, en el año 1973, la legislatura aprobó una ley que establece otro "motivo" para un divorcio que se denomina el "motivo sin falta" (no fault divorce se dice en inglés). Este motivo significa que el matrimonio está irremediablemente roto.

Se le llama "motivo sin falta" únicamente porque ninguna de las dos partes tiene que probar que la otra ha cometido una "falta". Al tribunal solo le interesa saber si el contrato matrimonial está irremediablemente roto y que efectivamente no hay esperanzas de reconciliarse.

Aunque en Georgia no es necesario probar que existe una falta, un cónyuge puede acusar al otro de ser "el malo". Cada parte puede declarar sobre la conducta de la otra parte. La evidencia de haber cometido faltas está relacionado con la pensión de divorcio y con la división de los bienes del matrimonio. Sin embargo, no afecta a la cantidad que se concede en concepto de pensión para la manutención de los hijos (child support).


La petición y la notificación
EL CASO DE PARENTI contra PARENTI, continuación

Después de hablar con la abogada Caro, Linda Parenti presenta una petición de divorcio. Pide un divorcio sin falta. La licenciada Caro le dice que la demanda se entablará ante el Tribunal Superior del condado de Bibb. Ése es el condado donde reside Pedro.

Después que se presenta la petición de divorcio, el tribunal se lo notifica a Pedro. Él contrata a su propio abogado, Justino Jordán. En la mayoría de los casos, es importante que cada parte tenga un abogado diferente. Si un mismo abogado representa a las dos partes, el abogado actúa como un juez en vez de representar a un cliente determinado.

Pedro no impugna el divorcio. Está de acuerdo en que el matrimonio está irremediablemente roto.

El divorcio se debe pedir ante el tribunal apropiado. En Georgia, los tribunales superiores tienen la jurisdicción exclusiva sobre el asunto del proceso del divorcio. (Véase el capítulo 3.)

Los reglamentos que rigen la jurisdicción de los tribunales en cuestión de los divorcios son muy específicas. Por ejemplo, todos los estados requieren de cierto período de permanencia en el lugar antes de permitir que la persona pida el divorcio. La persona debe haber vivido por lo menos seis meses en Georgia antes de presentar una petición de divorcio en el estado. Además, la demanda judicial debe presentarse en el condado donde el acusado, es decir la persona demandada, reside.

En Georgia, no se puede conceder el divorcio hasta que transcurran por lo menos treinta días desde la fecha en que el acusado ha sido legalmente notificado del divorcio. Por eso, la fecha de notificación es muy importante.

El tribunal no concederá en ningún caso el divorcio de forma automática. La persona que presentó la demanda debe pedir que el tribunal pronuncie una sentencia de divorcio después que haya expirado el período de espera.

¿Qué razones crees que puede haber para establecer el período de espera? Se puede considerar como un período de tiempo para calmarse, o como la oportunidad para una posible reconciliación. Es también un período de tiempo para que las dos partes arreglen las cosas a su satisfacción antes que el divorcio tenga lugar. En Georgia, todas las cuestiones de manutención, custodia y reparto de la propiedad deber arreglarse antes que se otorgue el divorcio. Esto se hace mediante un acuerdo entre las partes o mediante un juicio.

La determinación de los derechos y obligaciones personales

Como verás hay muchas cosas que arreglar en un divorcio.

1. La custodia de los hijos
2. Los derechos de visita
3. El pago de la manutención de los hijos
4. La pensión de divorcio (alimony)
5. El reparto de la propiedad (división o separación de los bienes)
6. El reparto de las deudas

En un divorcio, el padre o la madre recibe la custodia física del hijo o los hijos. Esto quiere decir que el (la) hijo(a) o hijos vive(n) con el padre o la madre y visita(n) a la otra parte. Por lo tanto, la otra parte es la que tiene el derecho de visita. Algunas veces, la custodia legal es conjunta, es decir, se divide entre el padre y la madre. Esto significa que el (la) hijo(a) o hijos vive(n) una parte del tiempo con el padre y la otra parte del tiempo con la madre.

EL CASO DE PARENTI contra PARENTI, continuación

Pedro y Linda están de acuerdo en que Linda debe tener la custodia de los hijos. Pedro quiere verlos con regularidad. Linda está de acuerdo con los derechos de visita que él quiere.

Mientras vas leyendo esta sección piensa cómo podrías aconsejar a Pedro y Linda para que se pongan de acuerdo. Prepárate para hacer por tu parte unas recomendaciones para que resuelvan sus asuntos.

Fíjate que Georgia da el derecho a las parejas que están en trance de divorcio a un juicio ante el jurado. Las dos partes deben renunciar a este derecho para que un juez enjuicie el caso.


La pensión de divorcio (alimony)

Una cuestión económica de importancia para el (la) cónyuge que depende del otro, es la pensión de divorcio. La pensión de divorcio es el derecho de un(a) cónyuge a recibir la ayuda económica del otro cónyuge, si existe la necesidad de tal ayuda. Sin embargo, no representa un derecho garantizado para ninguna de las dos partes.

En el pasado, la esposa era la parte que recibía la ayuda económica y el esposo era la parte que pagaba. Eso ya no es así. En 1979, en Orr contra Orr (véase la p. 122), el Tribunal Supremo de los EE.UU. declaró que esas leyes que daban a la esposa el derecho exclusivo a recibir una pensión de divorcio discriminaban en contra de los hombres. Eran, por lo tanto, anticonstitucionales.

Aun el o la cónyuge que depende económicamente de la otra parte no tiene siempre el derecho a recibir la pensión de divorcio. Por ejemplo, si uno(a) de los cónyuges que comete adulterio o abandona al(a la) otro(a), probablemente no recibiría la pensión.

Una consideración importante a la hora de establecer la pensión de divorcio es la cantidad a pagar. En el año de 1981, la Asamblea General (legislatura) de Georgia estableció nuevos factores para determinar la cantidad de la pensión a pagar al (a la) cónyuge dependiente. Básicamente, la cantidad de la pensión depende de las necesidades de la primera parte y la habilidad de la otra parte para pagarla.


La manutención de los hijos (Child Support)
Un segundo asunto de importancia es la manutención de los hijos. En Georgia se paga generalmente hasta que un(a) hijo(a) o se independiza económicamente, o contrae matrimonio o alcanza la edad de 18 años. Sin embargo, la ley de Georgia provee que el padre o la madre deba pagar la manutención del hijo que asiste a una escuela secundaria hasta que alcance la edad de los 20 años. El pago de la manutención es un derecho que les pertenece a los hijos, no al padre o a la madre. Éstos no se pueden poner de acuerdo entre ellos para determinar que lo que se pague.

Generalmente, el padre o la madre que no tiene la custodia paga la manutención de los hijos. El padre o la madre con quién los hijos residen recibe la manutención en la capacidad de administrador(a) de los hijos. Esto significa que el dinero se ha de emplear para el beneficio de los hijos.

No obstante, la cantidad de la manutención depende de las necesidades de los hijos, en particular, y de los ingresos del padre y de la madre. Las "necesidades" usuales de los hijos incluyen la alimentación, el alojamiento, la ropa y el cuidado médico y odontológico, en las proporciones adecuadas. Sin embargo, la manutención puede incluir necesidades fuera de lo habitual, como la enseñanza especializada para las personas discapacitadas, las matrículas de una escuela privada y hasta para la compra de un automóvil.


Las directrices para la manutención de los hijos

Número Porcentaje de los de hijos ingresos brutos

1 Entre el 17% y el 23%
2 Entre el 23% y el 28%
3 Entre el 25% y el 32%
4 Entre el 29% y el 35%
5 ó más Entre el 31% y el 37%

Georgia tiene ahora directrices para el pago de la manutención de los hijos. Entraron en vigor en el mes de julio de 1989. Estas directrices indican qué porcentaje de los ingresos brutos del responsable se deben dedicar a la manutención de cada hijo. (Véase la ilustración 8-2.) Solo representan una guía y se pueden ajustarse en circunstancias especiales. Sin embargo, cualquier cantidad dedicada a pagar la manutención que sea inferior a lo que establecen las directrices debe ser aprobada por el juez.

La partición de la propiedad (los bienes)

Otra cuestión importante es la separación o el reparto de los bienes materiales de la pareja.

En diciembre del año 1980, el Tribunal Supremo de Georgia decidió el caso Stokes contra Stokes (246 Ga. 765 (1980)). Se trata de uno de los casos más sobre salientes que recientemente se han decidido en Georgia sobre la ley familiar. Tuvo que ver con los derechos a la propiedad de las partes en un caso de divorcio. La corte decidió que el juez o el jurado deben repartir la propiedad marital de la pareja equitativamente entre marido y mujer. Pero a la vez cada uno puede retener cualquier propiedad que él o ella poseyera antes del matrimonio, no importa bajo qué nombre o nombres estuviera registrados tales bienes.

Nótese que la propiedad marital es cualquier propiedad que la pareja ha adquirido durante su matrimonio. Los tribunales han designado ciertos tipos de propiedad como "extramaritales". Algunos ejemplos del último son cualquier propiedad que una persona poseyera antes del matrimonio o cualquier regalo o herencia que hubiera recibido durante el matrimonio.

Del caso Stokes han resultado algunas directrices importantes. Los tribunales de Georgia las siguen generalmente para repartir la propiedad en casos de divorcio o de separación legal. De acuerdo con el fallo, el juez o el jurado tiene que:

- asignar la propiedad de cada cónyuge a ese(a) mismo(a) cónyuge. Ésta incluiría la propiedad y el dinero en efectivo que cada uno poseía antes del matrimonio, o la propiedad heredada personalmente o regalada a dicha parte durante el matrimonio.

- repartir equitativamente entre las dos partes la propiedad personal e inmobiliaria y el dinero en efectivo adquirido durante el matrimonio, sin tomar en consideración el nombre bajo cuyo título se hallara.

Para dividir la propiedad marital, el juez o el jurado toma bajo consideración: (a) la duración del matrimonio y de cualquier matrimonio anterior de cada parte; (b) la edad, salud, profesión u oficio, habilidades vocacionales y las posibilidades de empleo de cada parte; (c) el servicio que el esposo y la esposa han contribuido a la unidad familiar; (d) la cantidad y fuentes de ingreso, propiedades, deudas, obligaciones juntos con las necesidades de cada una de las partes; (e) las deudas contra la propiedad; (f) si la división es en substitución de, o en adición a, la pensión de divorcio; (g) la posibilidad del esposo o de la esposa de ganar dinero o de adquirir bienes materiales en el futuro.


La partición de las deudas

Otra cuestión económica son las deudas que se deben satisfacer. El tribunal puede repartir la responsabilidad para las deudas. O puede ordenar que uno de los cónyuges pague la totalidad de las deudas.

¿Cuáles son las deudas de Pedro y de Linda? ¿Quién debiera ser el responsable de pagarlas? ¿Por qué?

Otras cuestiones económicas relacionadas

Antes de obtener un divorcio, la pareja deberá hacer un presupuesto mensual que muestre la cantidad que cada uno necesita para vivir. También se deberá hacer una lista de su activo (posesiones, dinero en efectivo, etc.) y de su pasivo (deudas, obligaciones). Los tribunales superiores tienen ciertos formularios de presupuesto que se llaman declaraciones juradas de necesidades económicas (financial needs affidavits) donde se debe declarar esta información.

¿Qué pasa si no se puede llegar a un acuerdo en las cuestiones económicas? En ese caso, la pareja necesitará pasar por un juicio con jurado o solo con un juez. En realidad, solo un pequeño porcentaje de los casos de divorcio en Georgia se ventilan mediante el juicio.

Los arreglos extrajudiciales (Settlements)

En muchos divorcios, las partes solucionan todas las disputas mediante un arreglo por escrito que el tribunal revisa. El tribunal puede cambiar el acuerdo si los arreglos son injustos en el caso de una parte o de los hijos. Usualmente, el tribunal solo modificará un acuerdo si no se toma en consideración el mayor provecho de los hijos. Lo que más les preocupa a los tribunales es el bienestar de los hijos.

Los cambios a los arreglos

Supongamos que Pedro se comprometió a pagarle $1,000 mensuales a Linda en concepto de manutención de los hijos y de pensión de divorcio. El negocio de Pedro quiebra dos años después. O Linda encuentra un empleo que le paga $1,500 mensuales. O cualquiera de los Parenti vuelve a contraer matrimonio con terceros. ¿Se pueden hacer cambios en los arreglos?

Con mucha frecuencia, las circunstancias económicas del padre, de la madre o de los dos cambian con el paso del tiempo después de que el divorcio se ha finalizado. Los cambios significan que la pensión de divorcio o la manutención de los hijos se debe modificar.

Las provisiones para la manutención de los hijos solo se pueden cambiar cada dos años. Cualquier alteración debe basarse en un cambio substancial en la condición económica de cualquiera de los dos cónyuges, ya sea aumento o disminución. La pensión de divorcio se puede modificar cuando la parte que recibe la pensión vive en obvia y continua relación sexual con otra persona. Esta relación puede ser heterosexual u homosexual.

En el momento del divorcio, las partes podrán ponerse de acuerdo para renunciar al derecho que tienen de cambiar la pensión de divorcio en el futuro. Tal renuncia no es probable- mente inteligente. En el futuro pueden ocurrir cambios inesperados. En general, el derecho a recibir una pensión de divorcio cesa cuando la parte que la recibe vuelve a contraer el matrimonio.

Desde el año 1986, el tribunal puede cambiar también la manutención de los hijos cuando hay un cambio en la situación económica del padre o de la madre, o cuando las necesidades del hijo cambian. Ni el padre ni la madre pueden renunciar al derecho de modificar la manutención de los hijos. Esto es así porque tal derecho les pertenece a los hijos.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jun 18, 2011