GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

Otras Garantias Constitutionales

Por: Carl Vinson Institute
Lea esto en:
English

Information

OTRAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES

Este documento se trata de:

¿Qué derechos constitucionales existen además de los derechos constitucionales de la Primera Enmienda?
¿Existe el derecho a llevar armas?
¿Existe el derecho a la privacidad?
Algunos fragmentos de la Declaración de Derechos y Garantías (Bill of Rights):
¿Existe el derecho a votar?

Además de los derechos constitucionales de la Primera Enmienda, existen otros derechos constitucionales. Algunos son específicos, como los de la Segunda Enmienda (que se expondrán a continuación). Muchos tienen que ver con los procesos judiciales. Éstos se presentan en otros capítulos de este libro.

Algunos derechos no son específicos, sino que se dejan en manos de la gente (la Novena Enmienda) o de los estados (la Décima Enmienda). Algunos han sido reconocidos mediante las interpretaciones judiciales a lo largo de los últimos siglos. Ya hemos estudiado algo sobre la libertad de la asociación. Los derechos a viajar, a suscribir contratos y a buscar el empleo también se han mencionado ya. Otros dos-los derechos a la privacidad y al voto-se conocerán en esta sección.

¿Existe el derecho a llevar armas?

La reciente polémica sobre las leyes que controlan la propiedad de los armas de fuego de mano ha enfocado el interés en la Segunda Enmienda. Esta enmienda garantiza a los ciudadanos el derecho a llevar armas.

Históricamente, este derecho tenía el propósito de asegurarse que cada estado pudiera mantener lista una "milicia" de los ciudadanos. Por lo tanto, los tribunales han dicho que esta protección se relaciona específicamente con el establecimiento de una milicia estatal. La enmienda no prohíbe las leyes que limitan el derecho de la gente a tener armas de fuego y otras clases de armas.

En la Constitución de Georgia hay una medida similar. Autoriza expresamente a la Asamblea General a "ordenar la manera en que se pueden tener los armas" (Art. 1, sec. 1, para. 8).

¿Existe el derecho a la privacidad?

No encontrarás en la Constitución una referencia específica al derecho a la privacidad. Este derecho se ha derivado, por cierto, de un número de garantías constitucionales a la privacidad contra la intrusión oficial y que incluye la Tercera y la Cuarta Enmienda. Como estado, Georgia fue el primero en el país que reconoció el derecho a la privacidad, cuya legislación data de 1904.

El derecho a la privacidad afecta nuestras vidas en muchos asuntos que van más allá de los registros, la protección de documentos y los análisis de drogas (en el capítulo 7). Afecta nuestro derecho a morir de manera digna en vez de vivir en un coma. La protección de los derechos reproductivos y de la familia es básica. Los tribunales han manifestado que, sin una razón válida, el gobierno no puede entremeterse en asuntos asociados con las relaciones familiares. Por ejemplo, cualquier requisito que un gobierno (o el estado) establezca para contraer el matrimonio debe ser sensato. ¿Serían constitucionales leyes como las siguientes?

SITUACIÓN 27. Una ley estatal requiere que una menor de edad, soltera, dependiente de sus padres, notifique a uno de los dos que va a abortar. El tribunal de menores puede renunciar al requisito si es en "el mejor interés de la menor".


Algunos fragmentos de la Declaración de Derechos y Garantías (Bill of Rights):

La Segunda Enmienda
No se infringirá el derecho de la gente a tener y portar los armas, pues una Milicia bien regulada es necesaria para la seguridad de un Estado libre.

La Tercera Enmienda
Ningún soldado en tiempo de paz ni en tiempo de guerra se alojará en casa alguna sin el consentimiento del propietario (o dueño), excepto en la manera prescrita por la ley.

La Cuarta Enmienda
No se violará el derecho de la gente a estar segura de sus personas, casas, documentos y efectos personales, contra cualquier registro y confiscación sin razón, y no se extenderá orden alguna de detención, excepto en el caso de la causa probable, sostenida mediante el juramento o la afirmación que específicamente describa el lugar a registrar, y la persona o cosas que se deban secuestrar.

La Novena Enmienda
La enumeración en la Constitución de ciertos derechos no se interpretará como la negación o el menosprecio de otros retenidos por la gente.

La Décima Enmienda
Los poderes que la Constitución no ha delegado en los Estados Unidos, ni prohibido a los Estados, se reservan a los respectivos estados o a la ciudadanía (gente, pueblo).

SITUACIÓN 28. Para controlar el crecimiento de la población, el estado penaliza el tener más de dos hijos.

Para proteger el derecho de los individuos a elegir las alternativas de su familia, los tribunales han reconocido el derecho de una persona a tener acceso a los métodos anticonceptivos. Han prohibido las leyes que requieren la esterilización de algunas personas que reciben fondos públicos de apoyo social (welfare). En una decisión polémica de 1973, Roe contra Wade, el Tribunal Supremo reconoció el derecho de las mujeres a buscar acceso al aborto (410 U.S. 113 (1973)).

Desde entonces, los que se oponen al aborto se han esforzado para revocar esa decisión. Aunque se limita los derechos de las menores de edad, las decisiones de 1990 del Tribunal Supremo de los EE.UU. parece ser que han convertido en constitucional una ley de Georgia que es similar a la presentada en la situación 27. (Hodgson contra Minnesota, 110 S. Ct. 2926 (1990); Ohio contra Akron Center for Reproductive Health, 110 S. Ct. 2972 (1990)).

¿Tienen las parejas el derecho a decidir el tamaño de sus familias? Sí. La ley en la situación 28 sería anticonstitucional. Pero no todos los países permiten que sus ciudadanos tengan semejantes libertades. El gobierno chino ha intentado establecer que las parejas solo tengan un hijo. El el pasado, el gobierno rumano utilizó su poder para forzar a los ciudadanos a tener tantos hijos como fuera posible.

¿Existe el derecho a votar?

La Constitución de los EE.UU. apenas menciona el derecho de los ciudadanos a votar. Ciertamente, durante gran parte de la historia de este país, muchas personas no tuvieron ese derecho. Durante más de 130 años, el voto estaba limitado en gran parte a varones blancos mayores de los 21 años de edad. A veces, hasta su derecho a votar estaba restringido. Algunas veces tenían que pagar un impuesto especial, llamado "impuesto de comicio" (poll tax en el inglés), o tenían que probar un examen informal de lectura y escritura.

La tabla siguiente indica cómo las varias enmiendas han extendido el alcance del voto. En 1943, Georgia fue el primer estado en rebajar la edad para votar de 21 a 18 años de edad. Los oficiales del estado opinaban que quienes eran lo suficientemente mayores para combatir en la Segunda Guerra Mundial, lo eran también para votar.

Por desgracia, no todos se aprovechan de este derecho. Esto es particularmente cierto en el caso de los votantes más jóvenes.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jul 30, 2004