GeorgiaLegalAid.orgGeorgia

Los Carceles y La Libertad Condicional

Por: Carl Vinson Institute
Lea esto en:
English

Information

Este documento se trata de:

La investigación y la audiencia previa a la sentencia
Los propósitos de la condena
La condena fija en lugar de la indefinida
Las opciones
La prisión-el sitio
El departamento de correcciones de Georgia
La prisión-la duración de la condena

Las consecuencias

Supongamos que Haroldo al Mayor y Daisy Traficante fueron declarados culpables. ¿Qué pasaría? ¿Se les pondría inmediatamente en prisión?

En Georgia, el juez sentencia al acusado en los casos que no llevan la pena de muerte. La condena se pasa después de que el acusado se declara culpable, o de que ha sido declarado culpable. A menudo, la declaración de culpabilidad es el resultado de un pacto entre el fiscal y el abogado defensor (lo que se llama plea bargain en inglés).

Antes de pronunciar la sentencia, el juez quiere generalmente conocer toda la información que sea posible sobre el acusado. Para obtener dicha información, el tribunal puede ordenar una investigación previa a la sentencia. Tambien antes de sentenciar al demandado, el juez siempre tendrá una audiencia previa a la sentencia.

LA INVESTIGACIÓN Y LA AUDIENCIA PREVIA A LA SENTENCIA

En Georgia, si es necesaria una investigación previa a la sentencia, la llevarán a cabo los oficiales de la libertad vigilada del Departamento de Correcciones de Georgia. Todos los tribunales superiores cuentan con oficiales para la libertad vigilada (en inglés se les llaman probation officers). Además de encargarse de las investigaciones previas a la sentencia, estos oficiales supervisan a todas las personas que el tribunal han puesto en condición de la libertad vigilada.

Durante la investigación previa a la sentencia, el oficial de la libertad vigilada reúne datos de los antecedentes del acusado. Éstos incluirán el historial penal, más los detalles de empleo, los estudios, los contactos sociales y las relaciones con la comunidad. El juez emplea esta información para decidir la condena.

En los casos relacionados con los daños físicos, psicológicos o económicos que han sido causados a la víctima, el oficial de la libertad vigilada puede informar al tribunal sobre el impacto que el delito haya tenido sobre la víctima.

Durante la audiencia previa a la sentencia, el juez oye también las presentaciones del fiscal y del abogado defensor. Éstas se relacionan con las buenas y malas calidades personales del acusado.

Haroldo al Mayor
27 años de edad.
Condenado hace seis años por vender una droga de la Categoría II.
Grado universitario en la administración de empresas.
Soltero.
Está actualmente empleado como agente de una compañía de seguros. Ha trabajado en esa compañía dos años y es un empleado valioso.
Su padre natural abandonó el hogar cuando Haroldo tenía dos años.
Tiene dos hermanos mayores; los dos tienen antecedentes penales.

Daisy Traficante
22 años de edad.
Sin antecedentes penales.
Dejó sus estudios secundarios después de tres años.
Divorciada, mantiene a un hijo de tres años.
No recibe pagos del padre para la manutención del hijo.
Tuvo un empleo fijo en una fábrica de productos alimenticios. Fue despedida. No ha tenido trabajo fijo durante los tres últimos años.
Asiste a la iglesia de vez en cuando.
Los padres están casados y contribuyen al sostenimiento económico de Daisy.

El papel del abogado defensor es tratar que el acusado reciba la condena que sea la más mínima. Él (o ella) intentará quitar importancia al papel que el acusado ha jugado en la comisión del delito, o intentará poner de relieve la debilidad de la evidencia que se ha presentado en el juicio. El abogado defensor puede explicar también cómo los problemas de la vida del acusado han contribuido al estado mental actual del acusado, lo que ha sido la causa de haber cometido el delito. El abogado defensor querrá señalar también la ausencia de los antecedentes penales por parte del acusado (con tal de que así sea el caso), y quizás discuta el nivel de cooperación en el caso por parte del acusado. El papel del abogado defensor es llamar la atención sobre cualquier factor que pudiera mitigar (suavizar) la condena. Los factores que mitigan la condena son los que permitirían al juez imponer una condena más ligera a la corriente.

Por el otro lado, el fiscal pondrá el énfasis en el impacto del delito. Llamará también la atención del juez sobre cualquier "circunstancia agravante". Hay circunstancias que pudieran aumentar la severidad de la condena.

Para ver cómo funciona esto, fíjate en los hechos que figuran en los informes de la investigación previa a la condena de Haroldo al Mayor y de Daisy Traficante que se dan arriba. ¿Qué hechos puede poner de relieve el fiscal? ¿Qué hechos puede poner de relieve cada uno de los abogados defensores?

Cuando esta audiencia termina, el juez puede pronunciar la sentencia inmediatamente. O puede posponer la condena para considerar la información que ha recibido.


LA CONDENA

Las opciones
El juez tiene varias opciones a la hora de decidir la condena. Éstas dependen del delito y de sus circunstancias. El juez puede ser influenciado también por la edad y por los antecedentes del acusado. ¿Qué opciones tiene el (o la) juez?

El encarcelamiento. Estar encarcelado quiere decir estar puesto (recluido) en la prisión o en la cárcel. Representa una opción. El juez puede asignar al acusado una condena cuya duración quede entre los límites fijados por la ley para el delito en cuestión.

Si a la persona se la condena por un delito menor, puede cumplir la condena en una cárcel municipal o del condado, o en un campamento penal del condado. Las cárceles están diseñadas para recluir a la gente que espera el juicio o que ha sido sentenciada a una condena de 12 meses o menos. En gran parte, las personas que han sido condenadas por los delitos menores cumplen la condena en la cárcel.

Generalmente, a la gente que es encarcelada por un delito grave y que recibe condenas de un año o más, se la manda a las prisiones estatales (o a un penal) en vez de a una cárcel. Las prisiones (las penales) están diseñadas para el encarcelamiento a largo plazo. Sin embargo, el delincuente de mayor cuantía pasa algunas veces cierto tiempo en la cárcel mientras espera que se le traslade a la prisión.

La mayor parte de las condenas a prisión por los delitos graves oscilan dentro de un período variable de años. El juez selecciona la duración específica de la condena. Dependerá de las circunstancias en que ocurrió el delito y de los antecedentes del acusado. Por ejemplo, supongamos que la condena en el caso del robo con allanamiento de morada puede durar entre 1 y 20 años en Georgia. A Alvaro B. se le condena por segunda vez por el robo con el allanamiento de la morada. Pudiera ser que reciba una condena mínima de dos años en vez de un año. En el caso de una tercera condena por el robo con allanamiento de morada, Alvaro recibiría la sentencia de cinco años como mínimo. La condena máxima para todos los robos con allanamiento de morada es de 20 años. El juez decidirá en cada situación la condena apropiada dentro de los límites propuestos por el estatuto.

La libertad vigilada. El juez puede poner a los acusados en la libertad vigilada en vez de encarcelarlos. ¿Qué les pasa entonces?

La libertad vigilada (probation en inglés) se puede definir como un programa de tratamiento. Los condenados no son encarcelados. Sin embargo, deben seguir las condiciones impuestas por el tribunal para que estén en libertad. Estas condiciones pueden ser o "generales" o "especiales". Las condiciones especiales se relacionan con el caso en sí. Por ejemplo, en el caso de agresión simple (assault) o en uno de persecución con acoso, la condición especial pudiera ser que no haya contacto con la víctima. El desempeño del servicio para la comunidad (community service) sería otra condición especial. En un caso de las drogas estupefacientes, el tribunal pudiera ordenar el tratamiento de la drogadicción como una condición especial. O si la víctima sufrió daños (v. gr., un vidrio de ventana rota), se puede ordenar la restitución. Cualquier condición que no sea requerida en cada caso sería una condición especial. La imposición de una condición especial permite al juez cierta flexibilidad para imponer las condiciones que se relacionen más estrechamente con los casos específicos.

Por otro lado, las "condiciones generales" de la libertad vigilada son las que se requieren en todos los casos. Incluyen:

• no faltar a la ley
• evitar las costumbres viciosas y ofensivas
• evitar los sitios y las personas de mala reputación o de naturaleza dañina
• presentarse al oficial de la libertad vigilada como se ha mandado
• trabajar seriamente en un empleo adecuado
• no mudarse del actual domicilio, no mudarse fuera de la jurisdicción del tribunal, no marcharse fuera del estado por un período de tiempo alguno sin el permiso previo del oficial de la libertad vigilada

Los oficiales de la libertad vigilada (probation officers) supervisan a la gente que está en libertad vigilada que debe reunirse con ellos periódicamente. Usualmente es una vez al mes. Los oficiales de la libertad vigilada son completamente responsables de que los acusados cumplan con las condiciones de la libertad vigilada. Además, tratarán de ayudar a los acusados que supervisan. El oficial de la libertad vigilada puede insistir que el culpable asista a las reuniones terapéuticas de grupo. O el oficial puede ayudar al condenado a encontrar un empleo. O puede también asesorar al delincuente para que no tropiece de nuevo con el sistema de la justicia penal.

Georgia tiene algunos programas especiales de la libertad vigilada. Uno de ellos es el de "libertad vigilada intensa" donde se observa estrechamente al que está en libertad. Los programas de la libertad vigilada intensa usualmente requieren el toque de queda y las visitas más frecuentes al oficial de la libertad vigilada. Otros programas especiales de la libertad vigilada intensa incluyen el confinamiento en casa, la vigilancia electrónica o los programas de trabajo diurno. Los términos de la libertad vigilada los establece el tribunal de acuerdo con la ley.

El servicio a la comunidad. Esta opción se está haciendo muy conocido entre los tribunales. En vez de encarcelar a los culpables, el juez puede ordenar que desempeñen algún servicio para el beneficio de la comunidad. La condena se cumple en la ciudad o en el condado donde residen o donde se les condenó. Se arregla generalmente a través del departamento de la libertad vigilada (probation department).

El servicio a la comunidad pudiera ser, por ejemplo, hacer de mecanógrafo en un centro de trabajo que se sostiene con fondo públicos. Pudiera ser recoger la basura alrededor de la cárcel o del juzgado. En realidad puede ser cualquier servicio que el juez ordene.

En el caso de condena por la operación de un vehículo en el estado de intoxicación (DUI), las leyes específicamente requieren que se desempeñe un servicio para beneficio de la comunidad en el caso de la condena.

Las multas. Una multa (fine en inglés) es un pago en efectivo que se entrega al tribunal. El empleo de multas como la sanción por haber cometido un delito ha sido corriente durante muchos siglos. Las multas se aplican en el caso de muchos delitos, particularmente en las violaciones de tránsito, en las infracciones y en los delitos relacionados con las drogas. En el caso de una infracción, la persona paga la multa en vez de ir a la cárcel o a una prisión. En el caso de delitos graves, como en los casos de drogas, el delincuente a menudo paga una fuerte multa además de otras condiciones para alcanzar la libertad vigilada. Es decir, si tiene la dicha (o la suerte) de que le pongan en libertad vigilada.

La restitución. La restitución quiere decir que se debe pagar a la víctima por los daños que se le ha ocasionado. La restitución (restitution) se puede hacer con devolver la cantidad robada de dinero o los bienes robados. En el caso de la lesión a la victima, la restitución se hace con pagar a la víctima el importe de los tratamientos médicos. Y en el caso de daños a la propiedad o los bienes, la restitución consiste en pagar las reparaciones o en reponer los bienes.

Si se violan las condiciones de la libertad vigilada, el tribunal puede revocar (o retractar) la libertad vigilada. La corte llevará a cabo una audiencia (hearing) para determinar si en efecto la persona violaba los términos de la libertada vigilada. Si el juez encuentra que sí ha habido tales violaciones de la libertad vigilada, él o ella puede revocar alguna parte o todo el período de libertad vigilada. El juez entonces puede enviar al acusado a la cárcel o imponer un castigo alternativo. Otras sentencias posibles incluyen inscribirse en un programa de rehabilitación residencial para el tratamiento de las drogas ilegales o asistencia en un centro de detención de la libertad vigilada u otra clase de centro donde la persona deberá trabajar para pagar los gastos de las multas y restituciones. Hay dos formas de violar la libertad vigilada:

violación técnica-ocurre cuando el acusado no ha pagado la cuota mensual de la supervisión de la libertad vigilada o no ha desempeñado el servicio a la comunidad que se le ha ordenado o no ha cumplido con las condiciones especiales o generales de la libertad vigilada. Con gran frecuencia, ocurre cuando el acusado no se presenta al oficial de la libertad vigilada en la fecha prevista.

violación substancial-ocurre cuando el acusado comete otro delito penal.

El encarcelamiento y la libertad vigilada. El juez puede condenar al acusado a que cumpla una parte de la condena en la cárcel o en la prisión y el resto bajo la libertad vigilada. Esto se llama una condenada dividida (split sentence en inglés).

Los programas especiales. El problema de la falta de espacio (cupo) en las prisiones ha resultado en las alternativas al encarcelamiento. En esta ramo se reconoce que Georgia va a la cabeza. Un programa especial de recién data se llama el "SAI"-alternativa especial de encarcelamiento (special alternative incarceration en inglés). Es un programa de 60 a 120 días de disciplina y régimen estrictos que a menudo se emplea con los ofensores sin antecedentes penales o con los que tienen antecedentes de poca monta. Tiene el propósito de desanimar para siempre a los que quisieran relacionarse de nuevo con una prisión. Comúnmente se lo llama la prisión estilo "campamento militar".

La condena fija en lugar de la indefinida

Excepto por los casos de pena capital que han sido juzgados por un jurado, el juez decide la naturaleza y duración de la condena dentro de los límites impuestos por la ley.

Alguna gente cree que semejante flexibilidad resulta en las prácticas irregulares. Algunas veces-por casi idénticos delitos y circunstancias-un juez impondrá la sentencia mínima. Otro juez impondrá la sentencia máxima. Para ilustrarlo, consideremos las situaciones 1 y 2.

SITUACIÓN 1. Andrés García es culpable de robo con tirón de un bolso que contenía cosas por un valor superior a los quinientos dólares. Es su primer delito. Lo había dejado cesante en el trabajo durante cinco meses. Comete el robo impulsivamente porque está desesperado por la falta de dinero.

SITUACIÓN 2. Carlos L. es culpable de arrebatar un bolso que tenía cosas por un valor superior a los quinientos dólares. Es la primera vez que se declara culpable, pero ha sido detenido antes varias veces por otros delitos parecidos. Si no se ha declarado culpable nunca, es porque nadie ha sido capaz de identificarlo positivamente. Tiene antecedentes de hacer novillos y de conducta incontrolable cuando era menor de edad.

La ley permite una condena de entre un año y veinte años por dicho delito. ¿Qué pasa si el juez del Condado de Río Arriba condena a Andrés a cinco años de reclusión? Pero un juez menos severo en el Condado de Río Abajo sentencia a Carlos a un año. ¿Serían dichas sentencias equitativas en cada caso?

Para corregir esta clase de parcialidad, las legislaturas de algunos estados están a favor de las condenas fijas para cada delito. Bajo dicho sistema, cada delincuente recibiría una condena fija de manera predeterminada. Pudiera ser 5 años por la primera condena y 10 por la segunda. Las circunstancias no se tomarían en cuenta. Todo el mundo recibiría la misma condena por cometer el mismo tipo de delito.

Los jueces argumentan que un sistema de sentencias fijas es demasiado inflexible. En el caso de muchos delitos, la única alternativa razonable al encarcelamiento que los jueces pueden emplear es la libertad vigilada. Los jueces sostienen que las sentencias fijas les obligarían a conceder la libertad vigilada en los casos donde creían que la sentencia fija era demasiado dura. Y la libertad vigilada, sin embargo, pudiera ser demasiado indulgente para el delito y las circunstancias del caso.

Fíjate de nuevo en las situaciones 1 y 2. Bajo el sistema de las condenas fijas, la ley pudiera imponer la sentencia de dos años por el primer delito de robar con tirón. Esto significa que Carlos y Andrés recibirían idénticas condenas. ¿Sería equitativo? ¿Sería más equitativo si Andrés fuera puesto en la libertad vigilada?

No es fácil llegar a un sistema de condenas equitativas. ¿Es el sistema de condenas fijas más equitativo? ¿Qué importancia tiene que sean equitativas?


Los propósitos de la condena
Para dictar la sentencia, el juez debe saber los antecedentes del acusado y los límites de las condenas (penas) que la ley permite para los delitos. ¿Qué pasa si el acusado es culpable de varios delitos? Entonces, el juez debe decidir si las condenas se deben servir concurrentemente (es decir, al mismo tiempo) o consecutivamente (una detrás de la otra).

La base de estas leyes y decisiones parte de una cuestión filosófica: ¿Por qué condenamos a la gente que comete delitos? Existen cuatro propósitos básicos:

1. La retribución-Esencialmente, por venganza. El concepto bíblico de "un ojo por un ojo y un diente por un diente" lo expresa muy bien.
2. La disuasión-Para desanimar a las personas de modo que no cometan delitos.
3. La rehabilitación-Para ayudar a los delincuentes a cambiar de conducta; para ayudarlos a que se conviertan en ciudadanos responsables.
4. La incapacitación-Para proteger a la sociedad de personas peligrosas que faltan a la ley.

Todas las sentencia penales se basan en uno o más de estos principios

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, conclusión
¿Qué pasa si los de tu clase determina que Haroldo y Daisy no son culpables? Entonces se les pondría en libertad. Si se determina que uno de ellos, o los dos, son culpables, deben de ser sentenciados.
En este caso, la condena será la responsabilidad de los alumnos de tu clase-no del juez del tribunal superior. La clase deberá considerar
- el pasado (la vida pasada) de cada acusado, tal y como se especifica en los informes previos a la condena;
- las penas que son posibles para dichos delitos;
- si las condenas deberán ser concurrentes o consecutivas; y
- los propósitos de la condena.

Los de la clase deberán deliberar intensamente todo el tiempo que sea necesario antes de pronunciar el veredicto. La vida de estas personas está, literalmente hablando, en las manos del jurado. Puede ser que los de la clase encuentren que la tarea no sea tan fácil. Que la clase recuerde que esto es lo que pasa todos los días en las salas de los tribunales.


SI SON CONDENADOS A PRISIÓN

Si a Daisy y/o a Haroldo, se les condena a prisión, ¿qué les va a pasar? ¿Adónde los enviarán? ¿Por cuánto tiempo?

La prisión-el sitio
Las personas condenadas a prisión en Georgia quedan bajo la custodia del Departamento de Correcciones de Georgia
(GDC es la sigla para decir Georgia Department of Corrections). Si se interpone el recurso de la apelación y el delito no es demasiado grave, se pueden quedar libres bajo la fianza. (Los delincuentes que son culpables de cometer un delito menor tienen el derecho absoluto a una fianza de apelación, excepto en los casos que tengan que ver con la violencia doméstica o con la operación de un vehículo en el estado de embriaguez DUI.) De lo contrario, pasan usualmente a una instalación de detención.

La instalación de detención (holding facility en inglés) es el lugar donde se evalúa a los presos antes de mandarles a la prisión. La evaluación determina las necesidades de cada preso. Estas necesidades tienen que ver con la seguridad, su salud física y mental y sus calidades laborales.

Luego, el Departamento de Correcciones de Georgia asignará al preso a una de las numerosas instituciones estatales. La asignación dependerá de los antecedentes del preso, de la condena a cumplir y de las necesidades propias del reo.

Las prisiones de Georgia siguen hacinadas. Una de las razones es que Georgia tiene un alto porcentaje de encarcelamiento si se compara con los otros estados e inclusive con los otros países occidentales.

El hacinamiento, particularmente en las prisiones viejas, resultan en las condiciones inhumanas. Para asegurar un ambiente humanitario (benigno) en la prisión y para evitar los pleitos costosos iniciados por los reos y las organizaciones que apoyan a los derechos humanos, el estado sigue el proceso de invertir más dinero en las prisiones nuevas.

Pero las cuestiones básicas son éstas: ¿ La solución al control de la delincuencia en Georgia es construir más prisiones? ¿El tiempo que la gente pasa encarcelada les sirve para evitar las dificultades con la ley? Obviamente no es así. Pero los expertos varian en sus opiniones por lo que sea más efectiva entre todas las opciones. Sin embargo, lo obvio es que las prisiones son caras.

¿Cuánto cuestan? Las prisiones de Georgia recibieron 17,866 presos durante el año fiscal de 2000. Puedes calcular el costo con multiplicar ese número por los $17,402 por año que cuesta mantener en prisión a una sola persona, y esa suma no incluye el precio del edificio.

Compara esa cantidad con el costo de mantener a alguien en la libertad vigilada. En 1999, la libertad vigilada corriente costaba $445 por año, mientras que la libertad vigilada intensa ascendía a $1,260 por año. Además, se espera que las personas en libertad vigilada tengan un empleo y que paguen una cuota mensual, cuando las circunstancias lo permitan.

¿Qué crees que el estado de Georgia debería hacer para solucionar el problema de las prisiones hacinadas? La situación 3 presenta dos puntos de vista.

SITUACIÓN 3. Residente A: El estado no debiera invertir más dinero en las prisiones. El encarcelamiento modifica muy poco la conducta de los presos. Muchos cometen más delitos cuando quedan otra vez en libertad. Hay muchos reincidentes (los reincidentes son personas que cometen más delitos después de haber sido condenados por un primer delito; se dice recidivists en inglés).

En lugar de poner a muchos delincuentes en prisión, el estado debiera poner todos los que fuera posible en los programas relacionados con la comunidad. Estos programas pueden ayudar mejor a los delincuentes a apartarse de la delincuencia.

¿Qué condena/sanción les toca a Haroldo y a Daisy?

Si son culpables de-
Prisión / multa

Posesión de una droga de la Categoría II con intento de venderla
Primera vez
Segunda vez

de 2 a 15 años
de 5 a 30 años o cadena perpetua

Venta de una droga de la Categoría II
Primera vez
Segunda vez

de 5 a 30 años
de 10 a 40 años o cadena perpetua

Tráfico de marihuana
(más de 50 libras o unos 22 kilos y medio; las penas son mayores si se pasa de 2,000 libras o unos 907 kilos)
mínima obligatoria de 5 a 15 años más una multa obligatoria de entre los $100,000 dólares y un millón de dólares.

Contribución a la delincuencia de un menor de edad

Segunda vez: de uno a 15 meses y/o una multa de 200 a 500 dólares

Tercera vez: de 3 a 12 meses y/o una multa de 400 a 1,000 dólares
de 1 a 3 años y/o una multa de 1,000 a 5,000 dólares

EL DEPARTAMENTO DE CORRECCIONES DE GEORGIA

El Departamento de Correcciones de Georgia administra el sistema estatal de prisiones y de las facilidades correccionales. Éstas incluyen los programas de rehabilitación para los presos de dichas instituciones. El departamento también administra la supervisión de las personas en libertad vigilada, en libertad condicional, o de otras que han quedado en libertad durante el cumplimiento de sus condenas.

Residente B: Las condenas debieran de ser en la práctica más duras. La reincidencia ocurre porque las condenas son demasiado leves. Hay pocos delincuentes que van a prisión. Ni siquiera a los criminales se les tiene encerrados el tiempo suficiente. El estado debería construir más prisiones. Si es necesario, se deberían aumentar los impuestos. La seguridad pública vale la pena.

Considera lo que significa la filosofía penal del residente A. ¿Qué pasa con el residente B? ¿Qué punto de vista favorecerías tú? ¿Por qué?

La prisión-la duración de la condena

La filosofía tuya sobre la condena también afectará tu opinión sobre las prácticas actuales que acortan las condenas de los presos.

Como tal vez sepas, los presos no siempre cumplen toda la condena impuesta por el juez. Puede ser que se les ponga en la libertad antes del tiempo para aliviar el hacinamiento de la prisión. Puede ser que la condena se reduzca como la recompensa por su buena conducta en la prisión. Puede ser que se les ponga en la libertad condicional-a menos que la sentencia del tribunal lo prohíba.

La libertad condicional pone a un preso en libertad (se dice parole en inglés; o to be on parole). Al delincuente se le permite que cumpla el resto de la condena como civil en la comunidad, bajo la supervisión de un oficial de la libertad condicional (parole officer). Los presos están a la expectativa de alcanzar la "fecha de la libertad condicional" (parole date). Esa fecha marca la condena mínima que la persona encarcelada debe cumplir antes de que se considere la libertad condicional.

Usualmente, la Comisión Estatal para el Perdón y la Libertad Condicional (State Board of Pardons and Paroles) decide si al preso se le pondrá en la libertad condicional. En algunos casos, la decisión de la comisión está restringida por los estatutos promulgados por la legislatura del estado. Estas leyes tienen el propósito de reducir la reincidencia así como avisar a los delincuentes en potencia. Por ejemplo, la legislatura de Georgia promulgó una ley en 1995 relacionada con los delitos violentos y graves, donde se requiere que la persona condenada por ciertos delitos (el atraco a mano armada, el asesinato, la violación, el secuestro, la agresión sexual en circunstancias agravantes, el abuso deshonesto de un menor en circunstancias agravantes y la sodomía en circunstancias agravantes) cumpla por lo menos 10 años de la condena en prisión antes de que se le otorgue la libertad condicional.

La comisión consiste de ciudadanos nombrados por el gobernador. Cuando un preso que es elegible solicita la libertad condicional, la comisión revisa la estancia del preso en la prisión. Considera la naturaleza del delito por el cual se le condenó y otros factores. Entonces, la comisión decide si la persona está lista para estar puesta en la libertad condicional.

Si le otorgan la libertad condicional, el reo debe obedecer las condiciones impuestas por la comisión. Los ex-presos en la libertad condicional no se deben relacionar con los delincuentes conocidos, ni faltar a la ley. Deben ver periódicamente al oficial de la libertad condicional (parole officer). Se espera que tengan un empleo y que se mantengan empleados. El reo que está en la libertad condicional es supervisado por un oficial de la libertad condicional hasta que cumple la condena entera.

Para ver cómo funciona una condena y la libertad condicional, examinemos un ejemplo. Supón que el juez condenó a Haroldo al Mayor a cinco años de reclusión seguidos de tres años de libertad condicional. Si a Haroldo lo ponen en libertad después de haber estado preso dos años, se le supervisará durante tres años. Después de que haya completado esos tres años sin dificultades, todavía seguirá bajo supervisión durante los otros tres años de la libertad condicional.

Como muchos otros aspectos del sistema de la justicia penal, la libertad condicional tiene su polémica.

La Comisión para el Perdón y la Libertad Condicional tiene otros facultades. Tal vez hayas oído que los gobernadores de otros estados han perdonado (pardoned en inglés) o indultado (reprieved en inglés) a una persona condenada a muerte (un indulto es la suspensión de una condena). Pero en Georgia, el gobernador no tiene poder para otorgar los perdones o los indultos. Éstos solo los otorga por el voto mayoritario la Comisión para el Perdón y la Libertad Condicional.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jul 30, 2004