GeorgiaGeorgia

La Ley Criminal: El Proceso Preliminar (Antes del Juicio)

Por: Carl Vinson Institute of Government, University of Georgia
Lea esto en:
English

Information

EL PROCESO PRELIMINAR DEL JUICIO

Este documento se trata de:

Introducción al juicio
La formulación de cargos
La comparecencia inicial
Cómo los acusados quedan en libertad antes del juicio
La vista preliminar
El acta de acusación
La lectura de cargos


El juicio

El fundamento del proceso de la justicia penal es el juicio (en inglés se dice the trial). Las constituciones de los EE.UU. y de los estados controlan los procedimientos de los juicios, del mismo modo que controlan las detenciones y los registros. Dentro de estas directrices, los tribunales estadounidenses han desarrollado un conjunto de reglamentos o reglas. Estas reglas guían a los participantes-el juez, el jurado, el fiscal y el abogado defensor-en el curso del proceso, de tal modo que garantice al acusado un juicio justo.

El proceso del juicio consta de dos partes: el proceso preliminar y el juicio propiamente dicho. De hecho, constituye una serie de pasos. Estos pasos se deben seguir en cada caso penal.

Sin embargo, las cosas no siempre ocurren exactamente como se describen. Bien visto, todos somos individuos únicos: parecemos seres diferentes aun vestidos con la misma ropa y actuamos de forma distinta en la idéntica situación. En el proceso de la justicia penal, las diferencias individuales se traducen en que los procesos sean cada vez un poco diferentes. Por lo tanto, el proceso de la justicia penal no es siempre idéntico a como se describe en los libros.

Puedes descubrirlo por ti mismo. Después de leer este capítulo, tu clase deberá prepararse para representar un juicio fingido: Los estudiantes pueden asumir los papeles de cada uno de los personajes que aparecen en El caso de la redada de drogas en la Ciudad Central, para representar el juicio en la clase. Los "abogados" de la clase deberán decidirse por una estrategia para defender a Daisy y a Haroldo. Al "jurado" de la clase se le informará de la responsabilidad que tiene de llegar a un veredicto.

EL PROCESO PRELIMINAR

• La formulación de cargos
• La comparecencia inicial
• La vista preliminar
• El acta de acusación
• La lectura de cargos

La formulación de los cargos

Después de que un(a) sospechoso(a) es detenido(a), se le hace la formulación de cargos en la comisaría (estación o cuartel de policía). Es una lista formalizada de los nombres de las personas y de los actos delictivos que se les imputa. Normalmente, después de la formulación de cargos se les fotografía y se les toman las huellas dactilares. Se recoge su propiedad personal y se guarda en depósito. A cada persona se le permite hacer una llamada telefónica antes de pasar a la celda. El proceso descrito arriba se llama en inglés booking.

La comparecencia inicial

La comparecencia inicial (se dice initial appearance en inglés) tiene lugar en la sala del magistrado. Debe tener lugar dentro de las 72 horas si existía una orden de detención. Solo se permite que sea a las 48 horas si la detención se hizo sin una orden judicial de detención.

El propósito de la comparecencia inicial es para asegurarse de que la persona acusada de un delito entiende los cargos que se le hacen, y que se recibe el debido proceso legal.

El derecho a tener un abogado. El juez le preguntará a el(la) acusado(a) si ha contratado a un abogado. (En inglés la frase es to have a right to a lawyer.) El juez también averiguará si el acusado es "indigente". Ser indigente significa faltar los fondos para pagar a un abogado (se dice indigent en inglés).

Hasta 1963, no se interpretó que la Constitución garantizaba a la persona indigente el derecho a contar con los servicios de un abogado. Esto cambió con la decisión del Tribunal Supremo de los EE.UU. en el caso de Gideon contra Wainwright (372 U.S. 335 (1963)). En dicho caso, el tribunal mantuvo que el Estado debía proporcionar un abogado a cualquier persona indigente acusado de un delito grave. Sin embargo, el acusado puede renunciar el derecho de tener presente un abogado en la comparecencia inicial.

En 1972, el Tribunal Supremo de los EE.UU. decidió que no es suficiente cuando el Estado proporciona un abogado a los acusados indigentes en caso del cargo del delito grave (Argersinger contra Hamlin, 407 U.S. 25 (1972)). El Tribunal afirmó que el Estado debía proporcionar un abogado a los acusados indigentes siempre que hubiera la posibilidad del confinamiento, lo cual puede ocurrir tanto en el caso de delitos menores como en el de delitos graves.

El juez puede nombrar un abogado de entre los que componen el colegio local de abogados para que represente a un acusado indigente. En algunas jurisdicciones, se nombrará a uno o más abogados como el o la "defensor público" (en inglés, public defender). Sus emolumentos los paga el gobierno para que defiendan a los indigentes acusados de delitos en una jurisdicción dada.

La fianza. Durante la comparecencia inicial, el juez también determinará el monto de la fianza. En el caso de algunos delitos más serios, el juzgado de primera instancia (tribunal superior) es el tribunal que debe determinar la cuantía de la fianza. La fianza (se dice bail en inglés) es una cantidad de dinero que se debe depositar con el tribunal. El dinero es una garantía de que el acusado comparecerá ante el tribunal cada vez que se requiera y de que se presentará a juicio. Mediante el depósito de la fianza, el acusado puede librarse de permanecer encarcelado hasta el día del juicio.

En Georgia, a un acusado se le permite generalmente que quede en libertad bajo fianza. Así es a menos que el delito sea capital (de mayor gravedad), en cuyo caso, los tribunales suelen negar la fianza. En muchos casos, la fianza se niega si el acusado es un delincuente habitual (se le llama repeat offender). También se negará la fianza si el delito es violento, como el asalto con agravante, aunque no sea un delito capital.

¿Cómo funciona la fianza? Consideremos la siguiente situación:

SITUACIÓN 1. Espiro Libre y Salvador Salida han sido detenidos y han sido acusados de allanamiento de morada. El juez pide una fianza de $5,000 por persona. Ninguno de los dos cuenta con tanto dinero. ¿Cómo pueden conseguir ese dinero para que les pongan en libertad?

Salvador Salida tiene bastante suerte. Su hermana se aviene a garantizar al tribunal el importe de la fianza con una parte de sus bienes.

¿Qué ocurre si Salvador simplemente no aparece a la hora del juicio? Se perderá la fianza, y el Estado se incautará de la propiedad de su hermana para venderla. Esta cantidad cubrirá la cuantía de la fianza que se le debe al tribunal.

Espiro se pone en contacto con un fiador (bail bondsman). Es lo que muchos acusados hacen para pagar la fianza. El fiador garantiza la fianza, si el acusado no aparece en la próxima fecha señalada por el tribunal. El fiador lo hace con cobrar una prima. Ella es generalmente entre el 10 y el 15 % del valor de la fianza.

La fianza de Espiro Libre es por $5,000. Tendrá que pagar por lo menos un 10% de la cuantía, o sea $500, si quiere salir de la cárcel. Espiro no tiene esa cantidad. Así que debe seguir encarcelado hasta después del juicio. Lo mismo ocurre si el fiador sospecha que Espiro no va a presentarse ante el tribunal. En ese caso, el fiador se puede negar a contratar la fianza con Espiro.

Hay alternativas al sistema de fianza.

Cómo los acusados quedan en libertad antes del juicio

Método ¿Quién paga? El costo Los requisitos

Fianza: el juez la determina, a menos que esté prohibida
El acusado
Ninguno si el acusado se presenta al juicio-la fianza se devuelve; todo si el acusado no se presenta.
La cantidad suficiente de dinero en efectivo o de propiedad para cubrir la cuantía de la fianza.

o el fiador
El fiador cobra entre el 10% y el 15% de la cantidad de la fianza.
Los fondos suficientes para pagar al fiador-el fiador debe correr el riesgo con el acusado.

Plan del 10%: el 10% se abona al tribunal
El acusado
Si el acusado comparece al juicio, el tribunal retiene un pequeño porcentaje (el 10% del depósito) y el resto de la cantidad se devuelve.
Los fondos suficientes para pagar al tribunal-el tribunal debe correr el riesgo con el acusado.

ROR (release on recognizance): la libertad bajo palabra
Nadie Gratis.
El acusado debe tener suficientes puntos a su favor-los puntos reflejan el historial del acusado, la naturaleza del crimen del que se le acusa, su historial de trabajo y sus relaciones con la comunidad.

El plan del 10% se emplea en algunos estados. La libertad bajo palabra (ROR, release on recognizance) se usa algunas veces en Georgia. Bajo esta posibilidad no se requiere la garantía monetaria. El tribunal permite que el acusado quede en libertad bajo su propia firma. A menudo, se llama la "garantía bajo firma" (signature bond en inglés) en vez de la "garantía bajo palabra". La garantía bajo palabra es una oportunidad para todos los que la merecen-sin tomar en cuenta sus medios económicos-de probar que no sea un riesgo.

En la comparecencia inicial, el juez oirá los argumentos del fiscal y del abogado defensor, por lo que se refiere a si se debe poner una fianza y por qué cantidad. El abogado defensor intentará que al acusado se le deje en la libertad bajo palabra. Si no tiene éxito, el abogado intentará que el juez pida una fianza por la cantidad más baja que sea posible.


EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación

Por el momento, el tribunal no se preocupa si el acusado es culpable o si es inocente. Simplemente quiere determinar si existe suficiente evidencia que indique que al acusado se le debe procesar.

Durante la vista preliminar, cada lado introduce evidencia. El fiscal pretende mostrar que hay causa probable. El abogado defensor trata de mostrar que no la hay.

¿Qué pasa si se establece que existe la causa probable durante esta vista preliminar? Si el caso trata de una infracción, se remite al tribunal apropiado y se fija una fecha para el juicio. Si el caso es un delito grave, se remite al fiscal del condado para que lo presente (presentment o presentation) ante el jurado de acusación (una audiencia especial que se llama en inglés the grand jury). El acusado puede renunciar a la presentación. Por acción legislativa, la presentación también se omite en el caso de ciertos delitos menores.

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación

En nuestro caso, tanto Daisy Trafiante como Haroldo al Mayor comparecieron ante el juez Soilo Severo. Los dos casos se consideran por separado. El juez Severo determina que Haroldo al Mayor puede contratar a su propio abogado (él contrata a la señora Valentina Viva, una abogada con experiencia en la defensa penal). Daisy Traficante es indigente (no tiene fondos). Por lo tanto, el tribunal le nombra un defensor público, Lorenzo Liberti.

En el caso de la venta de las drogas estupefacientes, solo el juez de un tribunal superior (el juzgado de primera instancia), puede determinar la cuantía de la fianza. Los abogados de Haroldo y Daisy solicitan del tribunal que se establezca las fianzas para sus clientes. En el caso de Haroldo, el juez Honesto del Juzgado de Primera Instancia pide una fianza de $100,000. La petición de Haroldo de quedar en la libertad bajo palabra es desestimada. Una de las razones es que no ha residido mucho tiempo en la Ciudad Central. Ni tampoco ha tenido trabajo fijo. Por lo tanto, al tribunal le preocupa que no tenga conocidos en la comunidad. Así pues, solo la fianza monetaria garantizaría su comparecencia ante el tribunal. A Daisy Traficante le pide una fianza de $50,000. Tampoco se acepta su petición de quedar en la libertad bajo palabra.

La vista preliminar

Esta audiencia, en se llama en inglés preliminary hearing, se lleva a cabo generalmente ante un tribunal de magistrados (juzgado de instrucción). Su propósito es determinar

1. si hay causa probable (suficiente)_o no la hay_para creer que (a) se ha cometido un delito, y (b) el acusado es la persona que ha cometido el delito.

2. si los cargos presentados son apropiados a los actos cometidos y si los actos constituyen un delito grave o un delito menor (infracción).

Por el momento, el tribunal no se preocupa si el acusado es culpable o si es inocente. Simplemente quiere determinar si existe suficiente evidencia que indique que al acusado se le debe procesar.

Durante la vista preliminar, cada lado introduce evidencia. El fiscal pretende mostrar que hay causa probable. El abogado defensor trata de mostrar que no la hay.

¿Qué pasa si se establece que existe la causa probable durante esta vista preliminar? Si el caso trata de una infracción, se remite al tribunal apropiado y se fija una fecha para el juicio. Si el caso es un delito grave, se remite al fiscal del condado para que lo presente (presentment o presentation) ante el jurado de acusación (una audiencia especial que se llama en inglés the grand jury). El acusado puede renunciar a la presentación. Por acción legislativa, la presentación también se omite en el caso de ciertos delitos menores.

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación
Haroldo y Daisy han pasado por la vista preliminar, uno tras otro, en el Juzgado de Instrucción (Tribunal de Magistrados) del Condado de Río Arriba. Cynthia Capaz, subfiscal del condado, actúa en la capacidad de fiscal (Véase la ilustración 17-2 con el reparto de personajes en este caso.) Ella introduce como evidencia los testimonios de los agentes de policía que efectuaron la detención. La evidencia incluye las drogas estupefacientes que se confiscaron. La fiscalía quiere establecer que sí existe suficiente causa probable para que el juez remita a Haroldo y a Daisy al tribunal de acusación (grand jury).

Los abogados defensores, la licenciada Viva y el abogado Liberti, tratan de desacreditar a los testigos. Ellos preparan el terreno para presentar más adelante una petición en la cual pedirán la supresión de la evidencia física, con el alegato de que la evidencia se obtuvo ilegalmente. Si se llega a probar que la evidencia se obtuvo de forma ilegal, tal evidencia no se podría utilizar en el juicio.

Haroldo y Daisy han pasado por la vista preliminar, uno tras otro, en el Juzgado de Instrucción (Tribunal de Magistrados) del Condado de Río Arriba. Cynthia Capaz, subfiscal del condado, actúa en la capacidad de fiscal. Ella introduce como evidencia los testimonios de los agentes de policía que efectuaron la detención. La evidencia incluye las drogas estupefacientes que se confiscaron. La fiscalía quiere establecer que sí existe suficiente causa probable para que el juez remita a Haroldo y a Daisy al tribunal de acusación (grand jury).

Los abogados defensores, la licenciada Viva y el abogado Liberti, tratan de desacreditar a los testigos. Ellos preparan el terreno para presentar más adelante una petición en la cual pedirán la supresión de la evidencia física, con el alegato de que la evidencia se obtuvo ilegalmente. Si se llega a probar que la evidencia se obtuvo de forma ilegal, tal evidencia no se podría utilizar en el juicio.

Reparto de personajes en el caso de la redada de drogas en LA CIUDAD CENTRAL

Acusados
Haroldo al Mayor. Acusado de traficar con la cocaína, de traficar con la marihuana y de contribuir a la delincuencia de un menor.
Daisy Traficante. Acusada de traficar en la cocaína, de traficar con la marihuana y de contribuir a la delincuencia de un menor.
Diego. Estudiante de 16 años, de la escuela secundaria. Acusado del "acto delincuente" de poseer drogas ilegales y de la intención de venderlas. Se le procesará ante el tribunal de menores

Abogados
Fiscales:
Javier Justicia, fiscal del condado.
Cynthia Capaz, subfiscal del condado.

Defensores:
Valentina Viva, abogada de Haroldo al Mayor.
Lorenzo Liberti, defensor público, abogado de Daisy Traficante.

Jueces
La vista preliminar: Soilo Severo, Juzgado de Instrucción (Tribunal de Magistrados de Río Arriba).
Tribunal del juicio: Franco Honesto, Juzgado de Primera Instancia (Tribunal Superior del Condado de Río Arriba).

Testigos de cargo
La policía: Detective-sargento Pinedo, Detective-sargento Granados y agente de policía Newman. Estos agentes fueron los encargados de investigar y detener a Haroldo al Mayor y a Daisy Traficante.
El experto del laboratorio técnico-criminal de Georgia: Testificará sobre la autenticidad de las drogas y sobre el valor de las drogas confiscadas en la redada del almacén.

Otros:
Estudiante número 1 (Sandra). Daisy Traficante le ofreció la marihuana y la cocaína, que rechazó.
Estudiante número 2 (Alan). Daisy Traficante le ofreció la marihuana y la cocaína, que rechazó. Diego. Pudiera ser testigo de cargo (witness for the prosecution) contra Haroldo y Daisy por lo que refiere a los cargos de venta de una sustancia controlada y de contribución a la delincuencia de un menor.

Sin embargo, el juez Severo decide que el fiscal ha presentado pruebas suficientes para establecer la causa probable en los dos casos.

Durante otra audiencia, los abogados defensores solicitan la reducción de la cantidad de la fianza. Un juez del juzgado de primera instancia rechaza la petición.

Tanto Haroldo como Daisy han convencido a un fiador que les ponga la fianza. Cada uno pagan al fiador el 10% de la cantidad inicial de la fianza. El pago asciende a $10,000 en el caso de Haroldo al Mayor y a $5,000 en el de Daisy Traficante.

Recordarás que a Daisy se le declaró indigente. Se nombró a un defensor público para que la representara en su caso. Tal vez te preguntes, "Si Daisy es indigente, ¿cómo puede permitirse el lujo de pagar $5,000 para conseguir la fianza?" Es una buena pregunta. ¿Cuál pudiera ser la respuesta?

El acta de acusación
En Georgia, todos los delitos capitales (v. gr., el asesinato, la violación, el asalto a mano armada) deben presentarse ante un tribunal de acusación (grand jury). Algunos delitos menores como el hurto de comercios, las transacciones fraudulentas con tarjeta de crédito, la falsificación y la entrada ilegal en un automóvil no se presentan ante el jurado de acusación. En estos casos, el fiscal procede a base de una "acusación". El procedimiento tiene el propósito de acelerar el proceso. También elimina la necesidad de tener los testigos presentes.

El tribunal de acusación decide si hay que procesar a las personas sospechosas de cometer un delito grave. Acusarle (en inglés, el verbo será to indict) es levantar formalmente un acta de cargos contra el sospechoso de haber cometido un delito. Ahora, puede ser que te preguntes: ¿Qué es exactamente un jurado de acusación (grand jury)? ¿Qué hacen sus miembros?

Cada condado (o distrito judicial) tiene su propio jurado de acusación. El jurado de acusación es un grupo de ciudadanos escogidos al azar entre los ciudadanos de la comunidad (el deber de acudirse como miembro de un jurado sólo les requiere de los ciudadanos y no de los residentes legales u otros trabajadores documentados) . En Georgia, un jurado de acusación tiene entre 16 y 23 votantes que están inscritos para la votación en el condado. Sirven en el jurado por un período de tres meses. Los jurados de acusación gozan de ciertos poderes y obligaciones que varían según el caso. Su responsabilidad principal es determinar si hay que formular cargos contra las personas que el fiscal del condado presenta ante ellos.

En términos generales, el jurado de acusación solo oye parte de la evidencia del caso. Ésta es la evidencia que el fiscal decide presentar o que el jurado pide. Normalmente, los acusados no presentan la evidencia a su favor. El jurado el punto en que ya decide si haya oído la suficiente evidencia. Entonces decidirá si formula cargos contra el acusado del(os) crímen(es) de que se le acusa, y extenderá o bien la "acta cierta de acusación" (true bill of indictment) o bien ninguna (no bill of indictment es la expresión en inglés).

Si se expide la acta de acusación, se le hacen los cargos formalmente al acusado y se le acusa del delito. ¿Qué pasa si el jurado de acusación no percibe que haya pruebas suficientes? ¿Se expedirá ninguna acta? En ese caso, los cargos se retiran y el acusado quedará libre.

¿Por qué es necesario dar este paso adicional? La revisión de un caso por el jurado de acusación es otra protección constitucional. Asegura que hay suficiente base para formular el cargo de que se ha cometido un delito grave, y de que hay evidencia de que el acusado puede haberlo cometido.

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación

Si se expide la acta de acusación, se le hacen los cargos formalmente al acusado y se le acusa del delito. ¿Qué pasa si el jurado de acusación no percibe que haya pruebas suficientes? ¿Se expedirá ninguna acta? En ese caso, los cargos se retiran y el acusado quedará libre.

¿Por qué es necesario dar este paso adicional? La revisión de un caso por el jurado de acusación es otra protección constitucional. Asegura que hay suficiente base para formular el cargo de que se ha cometido un delito grave, y de que hay evidencia de que el acusado puede haberlo cometido.

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación
En la audiencia del tribunal de acusación, Daisy y Haroldo fueron acusados de los delitos enumerados. Ahora que han sido acusados formalmente, el siguiente paso es la lectura formal de los cargos.

La lectura de los cargos
La lectura de los cargos tiene lugar ante un tribunal de estado, o en un juzgado de primera instancia. Es una audiencia formal que en el inglés se dice arraignment en la cual el juez lee en voz alta los cargos contra el acusado. A continuación, se le pregunta al acusado cómo se declara-culpable (guilty) o inocente (not guilty).

Algunas veces, el tribunal acepta una tercera declaración que se llama nolo contendere, una declaracion de no contestar. Esta frase del idioma latín quiere decir: "yo no me declaro ni culpable ni inocente ante los cargos que se presentan contra mí. No intentaré probar mi inocencia ni refutar mi posible culpabilidad". En otras palabras, el tribunal tiene la libertad para hallar que los acusados que se declaran nolo contendere son culpables y dictarles la sentencia. Las personas que así se declaran no admiten su culpabilidad. Sin embargo, a los efectos prácticos, la declaración de nolo contendere equivale a una condena.

La declaración de nolo contendere se emplea algunas veces en los casos automovilísticos. Se emplea también en los casos que posiblemente resulten en una multa, en vez de en el encarcelamiento.

Si el acusado se declara inocente, se establece la fecha del juicio. El acusado o continúa libre bajo fianza o bajo palabra, o regresa a la cárcel hasta la fecha del juicio.

También se puede hacer una declaración especial de inocencia por razones de la enajenación mental (locura, demencia). Se emplea casi siempre en casos de delitos capitales. Si así ocurre, el tribunal tendrá que oír el testimonio experto de los psiquiatras y psicólogos. Se deben resolver dos cuestiones: ¿el acusado está ahora enajenado mentalmente? ¿estaba mentalmente enajenado cuando cometió el delito alegado?

¿Qué pasa si se determina que el acusado está demente en la actualidad o si resulta mentalmente incompetente para ser procesado? El tribunal puede mandar que el acusado sea internado en un hospital estatal hasta que se considere que sea competente para ser procesado.

¿Qué ocurre si se establece que el acusado estaba mentalmente enajenado en el momento en que cometió el delito? Eso no significa que el acusado queda en libertad. El tribunal puede mandar que el acusado sea recluido en un hospital estatal o en cualquier otro establecimiento similar, hasta que se le declare cuerdo. Cuando se determine que está en su sano juicio, el acusado quedará en libertad normalmente.

Existe una preocupación creciente con aquellos culpables que, al declararse dementes, han quedado en libertad. Por dicha causa, muchos estados están considerando una solución diferente: El juicio se puede celebrar si el acusado se declara demente. Al acusado se le puede declarar culpable. En Georgia, los jurados pueden determinar que una persona es culpable, pero que está mentalmente enajenado. El resultado será generalmente que el acusado sirva la pena a que se le ha sentenciado en un hospital estatal o en una prisión donde existan programas de tratamiento psicológico especiales. Una vez que se le considere en su sano juicio, la persona no quedará en libertad. El tiempo de la pena a servir es el mismo que si al acusado no se le hubiera declarado demente. Por lo tanto, desde el punto de vista de la defensa, es mucho mejor que al acusado se le declare "inocente por razón de enajenamiento mental" que "culpable pero mentalmente enajenado".

Si la persona se declara culpable
¿Qué sucede si la persona se declara culpable? En dicho caso, el tribunal debe estar convencido que tal declaración es razonable y que se hace libremente. El tribunal debe estar seguro que, con toda probabilidad, la persona sea culpable como se le ha acusado. El tribunal debe asegurarse también que el acusado ha recibido el debido proceso legal. No se ha debido violar ninguno de sus derechos.

Una vez que así se ha determinado, el tribunal fija la fecha para dictar la sentencia. Antes de esa fecha, se hace una investigación para determinar si existen circunstancias mitigantes o agravantes. Si así es, el tribunal las considerará al sentenciar al acusado.

Las circunstancias mitigantes son aquéllas que inclinarían al juez a pronunciar una sentencia más leve (mitigating circumstances en inglés). Por ejemplo, si el acusado hubiera tenido un problema que explique por qué cometió el delito. O tal vez, el acusado tenga un historial limpio, sin ningún detención previa. Estas circunstancias pueden hacer que el juez se incline a ser más indulgente a la hora de pasar la sentencia, de lo que normalmente hubiera sido el caso.

Las circunstancias agravantes, por otro lado, tienden a predisponer al juez a ser más severo en la sentencia. Una de las circunstancias agravantes (aggravating circumstances) puede ser un largo historial delictivo. O pudiera ser que el delito fuera particularmente cruel o ensañado.

La sentencia pactada
Durante las primeras partes del proceso judicial, el fiscal y el abogado defensor generalmente se reúnen para ver si el caso se puede "resolver" sin que haya juicio. Estos esfuerzos se conocen como la sentencia pactada (o acordada). El acuerdo, que se llama plea bargaining, puede comenzar poco después que el acusado encuentra un abogado.

En la sentencia pactada, el abogado defensor algunas veces sugiere a su cliente que considere declararse culpable de un cargo menos serio. Por ejemplo, supongamos que al cliente se le acusa de robo con el allanamiento de morada, lo que es un delito grave penado con una condena de 20 años o menos de prisión. Al cliente se le puede pedir que considere declararse culpable del delito menos serio de la entrada ilícita en la propiedad ajena. Esta infracción acarrea una sentencia de 12 meses o menos de prisión y/o una multa de hasta $1,000.

Otras veces, el abogado defensor puede sugerir al cliente que se declare culpable del cargo para recibir una "sentencia recomendada" por el fiscal. Por ejemplo, la sentencia recomendada pudiera ser menos severa de lo que sería normalmente, o pudiera ser más favorable para el acusado de lo que generalmente sería en ese caso.

Con frecuencia, la negociación del pacto se lleva a cabo con el conocimiento y el permiso del juez. Sin embargo, los jueces se reservan el derecho de decidir la sentencia. El acuerdo entre el fiscal y el abogado defensor no obliga al juez a aceptarlo. El juez puede tener motivos para creer que de otra forma el acusado se declararía inocente, pero que acepta la sentencia pactada simplemente por el miedo al juicio (que tiene el acusado).

En la actualidad, la práctica tiende a resolver mediante de los acuerdos tantos casos como sea posible. De esta forma se intenta aligerar el número de casos ante los tribunales. Lo cual no quiere decir que un fiscal trate de pactar la sentencia en cada caso. Cada caso se revisa cuidadosamente de antemano. Se consideran factores como (a) cuánta evidencia tiene el fiscal contra el acusado, (b) cuál es el historial delictivo del acusado, y (c) la gravedad del crimen.

La sentencia pactada tiene algunos beneficios, pero también tiene aspectos negativos. A lo largo de los años, ha habido gran debate sobre si es deseable permitirla o si no lo es.

Por un lado, muchos creen que el actual sistema judicial no podría sobrevivir sin la existencia de las sentencias pactadas. Argumentan que si hubiera que juzgar a todos los acusados de un delito, el sistema judicial se hundiría bajo el peso de la gran cantidad de los casos a resolver y que el gasto al contribuyente sería enorme.

Otros se oponen a las sentencias pactadas porque les parece que la responsabilidad de juzgar al culpable recae sobre el fiscal, en lugar de recaer sobre el juez y el jurado. Alegan además que el pacto va contra el derecho de cada uno a ser juzgado por un jurado de sus iguales. Alegan también que las sentencias pactadas permiten que los culpables reciban penas demasiado leves. ¿Qué opinas tú?

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación
Durante la lectura de cargos en el Juzgado de Primera Instancia del Condado de Río Arriba (Tribunal Superior), Daisy y Haroldo se declararon inocentes. A Daisy se le propuso un acuerdo para que se declarase únicamente culpable de poseer una droga de la Categoría II. Éste es un cargo menor. Declinó la propuesta pues prefería correr el riesgo del juicio. La abogada de Haroldo al Mayor propuso un acuerdo al fiscal. A la licenciada Viva le dijeron que no. El fiscal y sus asistentes los subfiscales tienen como política fija la prosecución de todos los vendedores de drogas al por mayor.

Si la persona se declara inocente: Las defensas de la ley
Existe un concepto fundamental en el sistema legal de este país: se presume que toda persona es inocente hasta que el Estado prueba que es culpable más allá de la duda razonable (reasonable doubt). El acusado no tiene que probar nada. Tampoco tiene que subir al estrado del testigo para mantener su propia inocencia. El fiscal no puede ni siquiera comentar esto ante el jurado.


Las defensas legales en Georgia

La defensa propia
Puede ser la defensa de uno mismo, de otros y/o de la casa. Se debe mostrar la justificación de lo que se ha hecho, pues normalmente sería un delito. Por ejemplo, matar a alguien que intenta secuestrar al perro de la familia no sería justificable. En inglés se dice self-defense.

La intoxicación involuntaria
La intoxicación debe ser involuntaria. Se aceptan varias excusas: "negligencia excusable" (Ejemplo: Sandra tomó ponche en una fiesta, sin saber que contenía alcohol); "fraude, artificio o estratagema" (Ejemplo: alguien puso LSD en el ponche de Frank); y "coerción" (Ejemplo: a Billie le hicieron beber el ponche a la fuerza).

Demencia
Se debe probar incapacidad mental (es decir, no ser capaz de entender la diferencia entre el bien y el mal) en el momento de actuar.

Compulsión ilusoria
El delito se debe haber cometido bajo una compulsión ilusoria. Un ilusionismo es una creencia falsa, aunque la persona ilusa cree que es verdad. La compulsión se ha de deber a una enfermedad mental, a una herida, o a un defecto natal. Por ejemplo, una mujer que sufre de compulsión ilusoria cree que la persona a quien ha matado era un gran animal feroz, que iba a atacar a su familia.

Entrampamiento
Se afirma que el delito no se habría cometido si un agente de la policía no hubiera engañado al acusado. Se afirma que el agente ha participado en una actividad delictiva para animar al acusado a hacer lo mismo. El agente debe haber desarrollado la idea de la actividad delictiva sin la ayuda del acusado. Se emplea a menudo en los casos de drogas ilegales.

Coartada
El acusado debe probar que estaba en otro lugar que no fuera el escenario donde supuestamente se cometió el delito.

Coerción
El acusado afirma que cometió el delito para evitar amenazas de muerte inmediata o de heridas muy graves. El temor debe ser razonable. Esta defensa no tiene aplicación en el caso de asesinato, y se emplea solo cuando el acusado es el amenazado, y no otros. Supongamos que alguien te llamó por teléfono y te amenazó con hacerte un daño, a menos que robases unas joyas valiosas y se las enviases por correo. No podrías valerte de la defensa coercitiva porque la amenaza no fue inmediata. O, supón que alguien te amenazó con un daño a menos que matases a otra persona. No podrías emplear esta defensa porque no es aplicable en el caso de asesinato.

Identificación equivocada
Se afirma que el delito fue cometido a causa de una identificación equivocada de la situación. Por ejemplo, Jennifer disparó contra Juan, creyendo que era un "intruso". En realidad, Juan es un primo que entró en la casa de Jennifer para darle una sorpresa.

Más allá de lo dicho, hay otras defensas que el acusado puede emplear. Algunas veces, esas defensas se emplean durante el proceso para llegar a una sentencia pactada. Generalmente, se emplean durante el juicio propiamente dicho. En cada caso, el abogado debe decidir qué defensas pudieran aplicarse al caso.

La forma más común de defenderse contra los cargos delictivos es con negarlos. La refutación de los cargos se prueba, si es posible, mediante los testigos y las coartadas (alibis). El intento de echarle la culpa a otra persona es también otro método efectivo de defensa.

Los abogados defensores pueden también hacer uso de diversas peticiones (motions). Estas peticiones preliminares son muy importantes. Entre las peticiones que se llaman pretrial motions en el inglés, hay una para que se excluya alguna prueba obtenida ilegalmente (motion to suppress evidence) en el juicio. Esa se presenta para prevenir la introducción de evidencia perjudicial al acusado. El defensor afirmará que la evidencia se ha obtenido ilegalmente. ¿Recuerdas el nombre que se da a la regla que se aplicaría en este caso? O un abogado puede presentar una "petición de prórroga" (motion for a continuance), con el propósito de tener más tiempo para preparar el caso. Algunas veces, el abogado cree que la comunidad será hostil al acusado. Entonces, el abogado puede presentar una "petición de cambio de jurisdicción". Se trata de una petición para cambiar el lugar del juicio (se dice motion for a change of venue).

EL CASO DE LA REDADA DE DROGAS EN LA CIUDAD CENTRAL, continuación
Valentina Viva y Lorenzo Liberti, los abogados defensores, se reunieron para decidir las defensas que iban a emplear en el juicio. Como este caso tiene que ver con la venta de drogas, la defensa propia no será factible (o una buena defensa). Tampoco hay motivos para que Daisy o Haroldo aleguen la enajenación mental en su defensa.

Haroldo y Daisy no pudieron emplear la coartada en su defensa pues se les encontraron con "las manos en la masa". En casos de drogas, se alega a menudo el entrampamiento (entrapment). ¿Por qué Haroldo o Daisy no emplearían esa defensa? (Tal vez tengas que volver a leer algunas partes de la historia para encontrar la razón).

Daisy pudiera considerar la coerción (coacción) como defensa. Pudiera afirmar que Haroldo le ha amenazado con el daño físico muy grave si no lo ayudaba. Recuerda sin embargo que ciertas cosas hay que probarlas para que la defensa tenga éxito.

Considera qué defensas, o qué estrategias de defensa podrían emplear los abogados de Haroldo al Mayor y de Daisy Traficante.

*Extraído de Una Introducción a la Ley en Georgia, Tercera Edición, publicado por el Instituto Gubernamental Carl Vinson, 1998 (actualizado en el aZo 2001). El Instituto Vinson no es responsable de errores en el texto electrónico. El contenido es puramente informativo; y de ninguna forma la información del libro deberá considerarse como consejería legal para ninguna persona en ningun asunto en el cual hayan implicaciones legales. Tal materia deberá de ser tratada con un abogado. El libro se encuentra a la venta en www.cviog.uga.edu o contactándose con el Programa de Publicaciones del Instituto Gubernamental Carl Vinson, Universidad de Georgia, 201 M. Milledge Avenue, Athens, GA 30602; teléfono 706-542-6377; fax 706-542-6239.

Última revisión y actualización: Jul 30, 2004